Just another WordPress.com site

Fragmento de las notas sobre filosofia cúantica “La mente holográfica”

La mente, el traductor de la energía

Todo en el universo es energía, ya que todo parte de un pensamiento que también es energía, esa energía contiene dentro de cada partícula de si misma un  compendio de sabiduría, conocimientos, datos, de todos sus componentes que son uno. Esos imputs energéticos viajan por todo el universo.

Cuando, desde nuestra mente conectamos con la corriente universal, recibimos esos imputs energéticos en nuestras mentes, que a su vez, traducen esta energía estructurándola en un pensamiento, y este pensamiento es transmitido en palabras. Esto significa que nuestra mente es una especie de traductor (embudo)[1] por donde pasa la energía para llegar a estos mundos manifestados.

Siendo esto también la base de la telepatía. Teniendo un emisor que habla en un idioma distinto al receptor, se puede establecer una “perfecta” comunicación telepatica, ya que todo es a través del pensamiento y este es energía, por lo que nuestra mente traducirá esa intención energética en pensamiento y el pensamiento a palabras.

“Y, en cuanto a la mente, deciros que esta es una connotación relativa de lo que puede ser un compendio unitotal o absoluto. Y digo relativa, porque de alguna forma la mente se sitúa en ese espacio uno y por lo tanto, sus consecuencias son imperfectas. Y aquí el motivo por el que la resolución la valoramos a través del número Pí (3,1416), imperfecto a su vez”. Ya que lo único perfecto es el absoluto, al cual nos aproximamos cuando todos estamos en unidad.

“Creo que esta apreciación, por su imperfección, puede llegar a darnos una idea concreta de lo que puede ser un concepto tridimensional o físico. Y teniendo en cuenta que el Absoluto comprende, a su vez, toda una gama de dimensiones, de vibraciones y de complejos sistemas de ecuación y de matemática y, por lo tanto, numérico[2], por ahí puede llegarse, tal vez, a la comprensión de ese proceso fantástico y, a la vez, misterioso, con que la creación nos adorna en ese instante de nuestra vida espiritual. Porque en el fondo también, se trata de un instante y, tal vez, ni eso”.

[2] No es casualidad que uno de los “lenguajes” universales sean los números binarios. Haciendo un símil, el  0 representa lo inmanifiesto (adimensionalidad), y el 1 lo manifestado (3D), constantemente estamos en intermitencia cuántica, siendo y no siendo 0101.

Advertencia: Esta serie de entregas fueron realizadas para la comprensión, y que libremente decidí compartir. Contiene textos tanto de tseyor como realizados por mi persona que no necesariamente pertenecen a tseyor pero que como Muul águila de Tseyor puedo realizar  con el debido permiso y asistencia de la confederación. Apuesta AtlantePM.

Anuncios

Comentarios en: "La mente, el traductor de la energía" (1)

  1. Te felicito por tu blog, los temas son muy interesantes y faciles de comprender gracias apuesta por compartir el conocimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: