TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Archivo para marzo, 2012

Infinitas posibilidades – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 13

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

13. Infinitas posibilidades

Aunque bien cierto es que debemos dedicar nuestro esfuerzo en aras a hallar la verdadera identidad de lo que somos. Si realmente somos porque pensamos, deberemos llegar a adivinar que nuestra independencia, nuestra libertad, nuestra felicidad incluso, están en saber comprender que la auténtica realidad se halla en ese sutil sentimiento de Amor, que nos hace felices cuando lo experimentamos con toda plenitud. En cuántica, podríamos decir que la plenitud es la realidad y que el quantum, eso es, la micropartícula más pequeña que pueda existir, en definitiva no existe por ser infinito el micromundo y deberíamos convenir que esa micropartícula sería únicamente una posibilidad. En cuántica, nada de lo que podamos contrastar será real, porque lo habremos pasado por el cedazo de nuestra mente, de nuestro pensamiento y habremos alterado dicho proceso Es difícil llegar a comprender algo que es incomprensible. Así, la comprensión estriba en llegar a comprender algún día que todo es posible, porque tenemos un pensamiento que nos hará posible todo lo que creamos que es posible y tiene posibilidades de serlo. Es muy difícil aclarar la cuántica en su verdadero significado. Como es imposible analizar y llegar a comprender un sentimiento. Por eso, la poesía o la parábola nos ayudan a darnos idea de algo que va más allá del pensamiento. Para llegar a comprender un sentimiento, únicamente es posible a través del simbolismo2. Toda la creación manifestada, que a través de nuestros sentidos nos da la sensación de que es real, pero en realidad no lo es, por lo que hemos venido comentando, es la única oportunidad que tenemos para llegar a dilucidar realmente el significado de todo lo que nos rodea. Así pues, todo lo que nos rodea es real porque así queremos que sea. Y si queremos que sea real lo que nos rodea, ¿por qué no hacemos lo posible para que así sea?, ¿por qué no nos dejamos llevar también por un pensamiento imaginativo y creativo e intentar respondernos preguntándonos qué es la vida, por qué existimos o, al menos, por qué pensamos?

Nota del redactor: Lenguaje simbólico es el que se expresa por símbolos, por ejemplo las parábolas de Jesús o los cuentos ejemplificadores que se explican a los niños.

Anuncios

El pensamiento y la nada – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 12

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

12. El pensamiento y la nada

Por lo tanto, hablar sobre conceptos ultrasensibles, del fractal, de la cuántica, de la física nuclear o molecular y de los micromundos, es estar hablando de algo en el que no existen barreras para el pensamiento y, por lo tanto, para la realidad absoluta. Nos estamos refiriendo a la Nada. Por ello, los científicos que buscan la realidad conceptual verificándola por medio de razonamientos, fórmulas matemáticas y científicas, teorías, cálculos algebraicos y altas cotas numéricas, deben encontrarse, forzosamente, ante la disyuntiva de creer que lo que están percibiendo a través de su comprensión es más la apariencia de las cosas que su propia esencia. También podríamos pensar que si nada existe más allá de nuestro pensamiento, si el propio pensamiento no existe en un mundo de realidad absoluta o trascendente, ¿para qué iba a ser necesario luchar, esforzarse y aplicarse en la evolución del pensamiento? Bajo este punto de vista sería absurdo aplicar esfuerzos y dotar recursos a descubrir que la realidad de lo que estamos buscando es tan solo la Nada. Aunque un fenomenal absurdo sería creer que la Inteligencia, el Don de la Creatividad, el Pensamiento que de alguna forma nos ha creado y distribuido por este espacio y por otros muchos miles de espacios, por no decir millones de millones de espacios paralelos al nuestro, hubiese errado su percepción o su propia percepción hubiese sido errónea, al permitir que pudiésemos pensar, para llegar a la conclusión de que no existe ni nuestro pensamiento, ni nada que se le asemeje.

Por eso es importante trascender determinados estados de comprensión. Saliendo de esa burbuja interpretativa y dual, de ese mundo del sí y del no, del positivo y del negativo, del blanco y del negro… Porque en un estado trascendente, no existe bueno ni malo, como tampoco bien ni mal.

 

Nube de etiquetas