Just another WordPress.com site

25. La autorrealización del Ser y los procesos mentales

“En anteriores capítulos, hemos hecho referencia al cromosoma. Del gen como partícula de material genético que determina la herencia. Hemos hablado también, de una cierta limitación en la composición cromosómica y adeneística del Hombre, aunque dichos efectos sólo son temporales. Sus arquetipos están diferenciados del común proceso humano interestelar[1]. ”

“Es de destacar que la fase de autorrealización del Ser trata de la transformación de impresiones, emociones y de organizar el necesario estado vibracional”.

“Ahora bien, si tales procesos son sólo observados desde el punto de vista de la intelectualidad, dicha postura nos puede representar una difícil solución y, por lo tanto, una negación de nuestra propia capacidad de resolución”. Ya que lo conocido y racional, no entenderá jamás lo desconocido, aun cuando esto sea real y se le presente ante sus ojos.

“Realmente, la transformación de nuestro esquema mental puede originarse a base de un proceso vibratorio que nos va a dar la clave de toda incógnita y de la magnificencia de la propia inteligencia regeneradora. Estamos hablando de una inteligencia subliminal que, como seres humanos, llevamos intrínsecamente en nuestro interior mental”. Recordemos que la vibración de un individuo es reflejo de su nivel de conciencia, que a su vez también indica su grado de evolución, y a mayor vibración, mayor evolución, también que no es posible evolucionar un grado más si la vibración y conciencia no están a la altura.

“Nuestra mente, al igual que un fiel espejo que refleja nuestra imagen tridimensional, actúa en doble dispersión permitiéndonos un estado completo de comprensión y de reafirmación de nuestra propia esencia evolutiva”. Por un lado nos permite la comprensión através de un proceso racional y egoico de nuestro mundo 3D, y por el otro este mismo proceso racional puede hacer que se pierda la esencia de los mensajes intuitivos, adimensionales que nos indican nuestra real esencia y proceso evolutivo, de allí la importancia de la autoobservación[2] y el uso correcto de nuestros procesos mentales.

“Tendremos también constancia, del estado hipnótico o virtual en el que nos movemos por este espacio tridimensional. De alguna forma modificable, cuando se saben usar las claves necesarias o convenientes. Pudiendo señalar que la regeneración de nuestros cromosomas, de nuestro sistema adeneístico, dependerá en mucho de nuestra vibración”.


[2] Ver “Autoobservación”.

Monografía completa original (no contiene comentarios, imágenes, videos, comentarios, ni explicaciones que aparecen en este blog): http://www.tseyor.com/filosofiacuantica.pdf

Advertencia: Esta serie de entregas de la monografía de filosofía cuántica de tseyor fueron realizadas para la comprensión, y que libremente decidí compartir. Contiene textos tanto de tseyor como realizados por mi persona que no necesariamente pertenecen a tseyor pero que como Muul águila de Tseyor puedo realizar  con el debido permiso y asistencia de la confederación. Se recomienda discernimiento interno, ya que lo que hoy sirve, puede que mañana ya no. Apuesta AtlantePM.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: