TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Archivo para la Categoría "Cuantica Aplicada"

VIAJE A LAS ESTRELLAS – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 30

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

30. VIAJE A LAS ESTRELLAS

La clave de la teletransportación, ese viaje hacia un mundo o universo imaginario pero del todo real, ese traspaso a lo que ya se empieza a reconocer como micromundos, está al alcance de todos. Pensando, además, que será razonable que antes de que se visiten físicamente nuestras naves y mundos, el ser humano deberá reorganizar convenientemente su mente y arquetipos. Así, el primer paso que dar puede ser el conocer nuestros mundos a través de la extrapolación mental, de unos viajes imaginativos en el cosmos holográfico del fractal o micromundo. Tal vez sea complejo o difícil llegar a entender todo esto. Lo cierto es que no puede llevarse a cabo una relación física, como es la del tipo que estamos hablando, si antes no se cubren unos primeros espacios básicos de un nivel infinito, dentro de la conciencia cósmica que nos representa el propio fractal. Se debe ser muy consciente del trabajo a realizar y también de que todo se basa en una preparación adecuada de la mente. Me gustaría centrarme en el aspecto de las energías, del electromagnetismo, y poder así teorizar acerca de cómo nosotros y nuestras naves transgredimos ciertos espacios, trasladándonos a su vez a remotas zonas del cosmos, del cosmos holográfico cuántico. Podemos introducirnos someramente en la mecánica cuántica y hablar del fractal, como eje que va a servirnos para reorientar la mente hacia el contexto del infinito pequeño que, de algún modo, engloba toda la propiedad de un universo mayor o macrouniverso. Nuestras naves son muy sensibles a cualquier arquitectura cósmica y penetran en diferentes zonas dimensionales con mucha facilidad. Y preguntaréis, ¿cómo es posible que un elemento totalmente físico, un vehículo con una estructura concreta y tangible, pueda trascender diferentes espacios moleculares? Y, más aún, ¿cómo es posible que una nave o vehículo reticular con unas especiales macroestructuras, pueda llegar a desenvolverse en un espacio subatómico y prevalecer en sus mismas proporciones y densidades? Por supuesto, sería una de las primeras preguntas que cualquier neófito en la materia podría y debería de hecho plantearse, porque conociendo la magia de esa extrapolación, de esa miniaturización o empequeñecimiento microscópico, podría llegarse a comprender verdaderamente la composición molecular exacta y la base atómica de que se compone. Es más, la descomposición del elemento material mediante una adecuada formulación matemática y siempre desde la perspectiva atómica, llega a alterar todo un macroproceso para reconvertirse en igual proporción, en un vehículo subatómico. Por eso mismo se puede estar en el micromundo y observar las mismas particularidades e idénticas situaciones que en el macromundo. Por eso mismo también, podemos traspasar el umbral de una dimensión determinada, hacia otros puntos del cosmos en cuestión de milésimas de segundo. Ciertamente, es posible alterar atómicamente cualquier proceso físico utilizando adecuadamente las propias leyes cósmicas que, a su vez, intervienen en dicho proceso, y desembocar en una especie de túnel del tiempo. Y, por lo tanto, seguir circulando en distintas frecuencias o traspasos dimensionales o vibracionales. La tridimensionalidad, como composición energética que es, permite que se alteren sus elementos en base a una sabia concepción geométrica y matemática y, por supuesto, con una mente abierta al mundo imaginativo y creativo.

nave con firma

Anuncios

Cubo del Flujo del Pensamiento

Cubo del Flujo del Pensamiento

Este cubo lo recibí durante una extrapolación a la adimensionalidad:

Me encontraba flotando en la nada, en el vacío, tan solo era un punto de luz, una macropartícula y a mi alrededor veía el cubo girando (yo estando dentro de él) y me percataba de que todo es una unidad, una cara es espejo de otra y un punto nos lleva al otro y afuera del cubo, todas las experiencias externas que nos rodean, y según en qué cara estemos es como reaccionamos hacia los acontecimientos externos.

Siendo que el cubo se puede leer de izquierda a derecha de arriba a abajo, en todas direcciones y siempre es una unidad. Una unidad que contiene todos estos elementos. Y cada color representa un grado vibratorio, según la escala que nos dio Noiwanak.

cubo flujo pensamiento

Autoobservación: nos permite observar el plano físico 3D, nuestro intelecto y conceptos, eso nos sitúa al nivel de principiante.

Autoconciencia: nos permite dominar nuestra mente, condicionantes, ego desde nuestra propia conciencia, y mientras vamos experimentando la integración y vivencia de los conceptos en nuestra vida. Esto nos sitúa a nivel del Iniciado.

Aprender a pensar, silencio: A través de ello se expresa nuestro pensamiento objetivo, desde nuestra replica genuina, brindándonos como resultado de la experimentación la sabiduría que tiene el maestro, nuestro propio maestro interno que es la réplica genuina.

No pensamiento: Cuando dominamos nuestro intelecto y logramos estar en paz, podemos apercibir nuestras replicas en el multiverso, y integrar su conciencia y experiencias a la nuestra, fusionándonos en una sola y de esta manera nos acercamos más conscientemente a la totalidad, al absoluto, y comprendemos todo pues formamos parte consiente de la mente del todo / Dios / Logos solar / cristo cósmico.

Servicio, divulgación: compartimos el resultado de nuestras experiencias con palabras a los demás y enseñamos con acciones, divulgando con el propio ejemplo de la expresión de la conciencia, de la energía crística,  a través de nosotros, produciéndose así una retroalimentación con el todo, con la misma conciencia, ya que transmitimos nuestras vivencias de conciencia a conciencia y por ende los demás nos comparten sus experiencias de conciencia a conciencia, desde lo mas puro.

También si lo ponemos vertical, nos da la figura de la cruz que representa el camino del iniciado y la figura del hombre que dice “Yo soy, la verdad, el camino y la vida” que somos nosotros mismos, cada uno de nosotros forja su camino al andar.

También trabajamos con el en el curso presencial, cada uno tenía que ponerle cada color y explicar a los demás porque y para que cree que va de ese color. Además nos puede ayudar cuando hacemos el taller del 1 al 7, hacemos nuestra pregunta y giramos el cubo para ver que nos hace falta trabajar, o que no estamos haciendo que deberíamos hacer si queremos llegar a un grado mayor de conciencia y por ende de evolución.

COMENTARIOS RECIBIDOS EN 

TSEYOR

  • Hola Apuesta Atlante, Sabes, me gusta el cubo…. con todas tus explicaciones es posible  de intentar de  comprendedlo . Para mi , me  parece como un itinerario por el  viaje :  del punto A : fisco/3D al punto B :  Replica genuina …. y……. mas , mas  punto C : la nave : Encuentro con los Hermanos …quizás me equivoqué …. pero tomo el riesgo de intentar este itinerario…. con el cubo…. me parece muy claro…cuando  intento  experimentarlo….. :   un itinerario para empezar  un viaje es un herramienta   muy  cómoda . Verdad, se necesita  ” trabajar ” …. Así es. Para mi, es un Regalo. GRACIAS. Gracias  Apuesta Atlante por compartir tus   experiencias. Abrazo.    Flor Eterna.

El Principio del Infinito: cuando el cosmos toma conciencia de sí mismo (VIDEO)

Video performance filosófico de Jason Silva que seduce y subleva hacia la autoconciencia del universo como un ser holográfico de información autoorganizada.

Un extraordinario tour de force de dos minutos nos introduce a la que tal vez sea la verdadera idea de los 64 mil (bits o líneas de permutación): la mente infiltrándose en la naturaleza para habitar el mundo con la imaginación (y no solo metafóricamente). Tal vez el universo sea un enorme e incesante proceso de iniciación en el que cada parte contribuye al despertar de todas las partes —de lo nano a lo galáctico en el puzzle holográfico— para que la máquina cósmica se convierte en una especie de máquina divina de creación infinita.

Jason Silva y Nothisbody contribuyen con este ataque ontológico, embebiendo subversivamente las semillas de información —la artillería memética— en un vértigo extático de bits de filosofía inspiracional —no superacional de bolsillo: politopía y performance philosophy la llaman— en un flujo imaginal que propone una nueva propaganda, una propaganda cuántica dirigida a inseminar la biocomputadora humana con las herramientas oníricas para la materialización de realidades.

“Los sueños no carecen de realidad, son patrones reales de información”, dice  Silva en el video. “La Fundación Imaginaria dice que el rol de la imaginación humana es, de todos los deliciosos futuros, escoger la posibilidad más asombrosa y extasiante y empujar el presente para llegar a su manifestación”.

Haciendo uso de la ideas de  David Deutsch, en su libro The Beginning of Infinity, y al compás deDeath is the Road to Awe, de Clint Mansell (el gran músico de la imagen en movimiento), Silva expone la hipótesis culmen  de la crisálida de la mente en la materia:

“Eso es lo que hacemos, llevamos nuestras imaginaciones a la existencia. La topografía de Manhattan hoy ya no la moldea solo la geología, la moldea la mente humana” y “la gravedad y la antimateria moldearon el universo en sus inicios, pero después estará sujeto a la fuerza de la intención, a la mente”.

Detectamos cierto transhumanismo en el optimismo tecnometafísico de  Silva pero, por otra parte, una claridad y una lúcida energía despunta. Habrá que estar al tanto a sus nuevas propuestas de filosofíaperformancera. En la página de Vimeo del video se pueden leer algunas de las ideas que inspiran esta pieza.

Fuente: http://pijamasurf.com/2011/10/el-principio-del-infinito-cuando-el-cosmos-toma-conciencia-de-si-mismo-video/

Nube de etiquetas