TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Archivo para la Categoría "Inmunización"

Sincronización analógica del 1 al 7

Analogia 1 a 7

 

La oración de Noiwanak dada por el Cristo Cósmico nos protege y sirve para bendecir los alimentos

Cada color corresponde a un estado vibratorio concsienciativo, el cual se ve reflejado en el color de la irradiación (aura) de la persona.

Descargarla en Word

Regeneración y vibración – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 26

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

26. Regeneración y vibración

 

Y pregunto, ¿cómo vamos a conseguir dicha regeneración y que nos permita multiplicar progresivamente nuestro estado vibracional, teniendo en cuenta que dicho estado no será modificado por deseo, técnica o mecánica alguna? Bastará con aplicarse en la creencia de la propia imaginación creativa que nos sustenta. Si sabemos que en determinadas circunstancias nuestra mente actúa de coordinador y sensibilizador de alteraciones cromosómicas, estaremos preparados para entender que la autorrealización del Ser, que la dignificación de nuestro estado evolutivo, dependerá única y exclusivamente de nuestro saber. Y, aunque de sabios es reconocer que no sabemos, en este principio estriba la necesidad de saber y de llegar a comprender, algún día, la importancia de un elemento como puede ser la propia vibración. Y, ¿qué entendemos o podemos entender por vibración? Necesariamente ese estado de plenitud, de paz, de sensación de felicidad, de amor, de alegría, de ilusión que a veces nos embarga. Esa paz que nos permite un estado contemplativo y sin interferencias de pensamiento alguno. Sensación que nos lleva a comprender la auténtica felicidad que proporciona un estado sin estado alguno. En la felicidad que puede proporcionar un estado absoluto de quietud. Algo muy difícil por cierto en las circunstancias como las que actualmente estamos viviendo y progresando. Sin embargo, también hemos de llegar a comprender que el cromosoma, como fiel institución de unos arquetipos previamente fijados por una ley inexorable, cual es la evolución universal, está contemplado asimismo por una reacción intermitente y, por lo tanto, en un espacio intermitente en el que a pesar de realizar una acción y reacción permite una extrapolación. En dicha extrapolación vamos a hallar el contenido real de la Nada. Y en el supuesto de llegar a comprender esa intermitencia, podremos experimentar la completa utilidad de nuestro pensamiento. Siempre referido a un pensamiento trascendente, que influye en el universo holográfico, generando en sí mismo una relación causa y efecto. Entonces la solución se brinda por sí misma: si establecemos la causa hallaremos un efecto y, por lo tanto, activando ciertas causas, originariamente en un espacio adimensional, podremos aligerar unos efectos o invalidar unos determinados efectos que, por ahora, inciden no positivamente. Así pues, habremos de llegar a un estado contemplativo o proceso de no pensamiento, en donde poder programar y reestructurar arquetipos.

Además, lo más importante si cabe es que mentalmente podemos navegar por un espacio adimensional, tan solo procurando establecer el debido equilibrio y equidad. Sin asomo alguno de deseo. Y tan solo anhelo por alcanzarlo. Como resumen de todo ello, decir que podemos llegar a divisar un horizonte clarificador si tenemos en cuenta tres aspectos: 1.- La autoobservancia de unas determinadas reglas evolucionistas, siempre desde el punto de vista adimensional o tetradimensional. 2.- Regeneración cromosómica y adeneística a través de un pensamiento trascendental. Inducción que vendrá dada por nuestro pensamiento puesto en un área adimensional, que va a procurar justamente la causa que derivará en un efecto tridimensional. 3.- Crear un nexo de unión con la espiritualidad. Que significa trascender un espacio a través de un pensamiento trascendente, en una esfera de conocimiento superior. Equilibrando, de hecho, todo un proceso tridimensional o físico, ya que de algún modo podría invalidar si este no fuera el caso, dicho proceso tetradimensional.

La autorrealización del Ser y los procesos mentales – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 25

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

25. La autorrealización del Ser y los procesos mentales

 

En anteriores comunicados hemos hecho referencia al cromosoma. Del gen como partícula de material genético que determina la herencia. Hemos hablado, también, de una cierta limitación en la composición cromosómica y adeneística del Hombre, aunque dichos efectos solo son temporales. Sus arquetipos están diferenciados del común proceso humano interestelar. Es de destacar que la fase de autorrealización del Ser trata de la transformación de impresiones, emociones y de organizar el necesario estado vibracional. Ahora bien, si tales procesos son solo observados desde el punto de vista de la intelectualidad, dicha postura nos puede representar una difícil solución y, por lo tanto, una negación de nuestra propia capacidad de resolución. Realmente, la transformación de nuestro esquema mental puede originarse por medio de un proceso vibratorio que nos dará la clave de toda incógnita y de la magnificencia de la propia inteligencia regeneradora. Estamos hablando de una inteligencia subliminal que, como seres humanos, llevamos intrínsecamente en nuestro interior mental. Nuestra mente, al igual que un fiel espejo que refleja nuestra imagen tridimensional, actúa en doble dispersión permitiéndonos un estado completo de comprensión y de reafirmación de nuestra propia esencia evolutiva. Tendremos también constancia del estado hipnótico o virtual en el que nos movemos por este espacio tridimensional. De alguna forma modificable cuando se saben usar las claves necesarias o convenientes. Pudiendo señalar que la regeneración de nuestros cromosomas, de nuestro sistema adeneístico, dependerá en mucho de nuestra vibración

Capacidades y limitaciones adeneísticas – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 20

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

20. Capacidades y limitaciones adeneísticas

 

Es un hecho cierto que en la densidad de la plataforma cósmica interviene todo un proceso de selección natural. Como también es un hecho que la relación causa y efecto obedece a una normativa tridimensional y no menos expuesta a modificaciones o serias modificaciones en el caso de su transgresión. Involuntaria transgresión a veces y, especialmente grave, cuando intervienen factores que inciden en una modificación celular, debido a la ignorancia ancestral, por demás necesaria, conque el individuo de la tridimensionalidad de vuestro nivel actúa. El conocimiento profundo de las circunstancias que envuelven el mundo subatómico, no obedece a causas neutrales en absoluto, sino eficazmente resuelto por medio de un compromiso adquirido por parte de quien tiene la responsabilidad recíproca de intervenir en estos procesos, digamos cuánticos y relativos al micromundo. También es un hecho que la aclaración de cualquier punto dudoso que pueda existir en dichos procesos, no solo se habrá resuelto con la bondad de pensamiento y su objetividad, sino también con aquellos otros aspectos que podríamos denominar como de intelectivos. Que en un cierto nivel evolutivo son ignorados de forma cautelar, por medio de una insuficiencia hormonal, genética y por encima de todo adeneística. Con respecto a esto último, añadir que en un nivel adeneístico se establece cierta proporcionalidad en función de la comprensión y de la capacidad razonadora e intelectual del propio individuo. Dicha limitación, fijada de forma natural y espontánea, no obedece a otra causa que la de diversificar funciones y manejar parámetros lógicos dentro de una capacidad propia. Pero al mismo tiempo también significa que el individuo, a través de su libre albedrío, puede mejorar esa misma capacidad y añadirle porciones de conocimiento que pueden impulsarle hacia un común denominador de experimentación y, por lo tanto, ampliar su comprensión. Y lógicamente alterar un proceso adeneístico mejorándolo racionalmente y en competencia con su propia capacidad. Es por eso que el razonamiento tridimensional de vuestro nivel, valiéndose especialmente del determinismo, os impide comprender aquellas circunstancias que podrían alterar todo un proceso ilusorio de cuestionamientos tridimensionales. Cuando, en realidad, la circunstancia mayor en la que os veis envueltos obedece a una casuística totalmente adimensional y, por lo tanto, exenta de leyes de todo tipo y, sobre todo, de ordenamiento intelectual.

Inmunización

Del glosario terminologíco de TSEYOR: http://tseyor.org/biblioteca/libros/glosario-terminologico.html

Apéndice.- Órgano del cuerpo humano que interviene en la inmunización del mismo a nivel físico y etérico. Es preciso despertar el apéndice para que realice su función. La medicina contemporánea ha descubierto que en el apéndice hay una reserva de nuestra flora intestinal, para reponerla en caso de deterioro o pérdida de la misma.

Hilo dorado.– En una iniciación cósmica Aium-Om implantó sobre nuestras cabezas un hilo dorado que nos conecta con lo profundo del cosmos. Este hilo dorado distingue a los hermanos de la Confederación. Es un hilo finísimo de energía que regenera nuestro ADN. Este hilo ha sido utilizado en las operaciones del coxis para liarlo alrededor del mismo, dando con él doce vueltas. Entre otras propiedades, el hilo dorado tiene una función inmunitaria

Inmunización.– Proceso al que nos han sometido nuestros hermanos del cosmos para evitar en nuestros cuerpos malformaciones monstruosas que se podrían producir por alteraciones cromosómicas y adeneísticas derivadas de la radiación cósmica. Este proceso preventivo ha sido llevado a cabo en diversas ocasiones, por medio de un hilo de oro que Aium Om depositó sobre nuestras cabezas, y con talleres de inmunización llevados a cabo bajo la dirección de Melcor, en los que con este hilo de oro se daba vueltas al apéndice, órgano inmunitario. Más tarde el apéndice fue conectado con el chakra base para que su energía fluyera a lo largo de la columna vertebral, llevando la inmunización a los diferentes órganos del cuerpo.

Transgénicos.- Alimentos que han sido alterados en sus estructuras adeneísticas y cromosómicas. Este hecho puede alterar el metabolismo, el ADN y los cromosomas del que los consume. La radioactividad altera también los cromosomas y realiza mutaciones en las especies. Hay una posibilidad de inmunización de estos factores a través de procesos adeneísticos que instalados en el propio núcleo de la célula rechazan determinados elementos que pueden hacer que se altere su lectura. Por eso se puede decir que estamos inmunizados contra las alteraciones genéticas. En el futuro nos detallarán los alimentos que no debemos consumir. Tendremos alimentos de mayor vibración.

Alimentos.- El cuerpo está preparado para ingerir toda clase de alimentos, lo ideal es saber escuchar al cuerpo y sus necesidades y alimentarlo con los nutrientes adecuados. La alimentación vegetariana no es siempre la ideal, sino la que nos indique el propio cuerpo, sea vegetariana o no. En determinados momentos muchos alimentos pueden quedar contaminados por energías radiactivas cósmicas y terrestres. Nos aconsejan ingerir alimentos naturales, no tratados químicamente. Nos sugieren que evitemos los alimentos transgénicos, las conservas y las carnes rojas. Son apropiados los alimentos naturales con vaina y los que nacen bajo tierra.

Alimentación consciente.- Una mente equilibrada necesita cada vez menos alimentos. La mayor consciencia de nuestra micropartícula nos permitirá obtener de ella la suficiente energía para tener agilidad mental y física, salud y un organismo depurado. (Véase Micropartícula, Semillas de alto rendimiento).

Contaminación.- La contaminación del aire, del agua, de los bosques es galopante. Está producida tanto por el hombre como por las energías radiactivas que provienen del universo. Llegará un momento en que la radioactividad hará no ingeribles muchos alimentos de la Tierra, y entonces tendremos que plantar nuevas semillas que nuestros hermanos mayores tienen previstas, semillas de alto rendimiento y adecuadas para el proceso evolutivo de nuestros cuerpos.

Semillas de alto rendimiento.– Hay preparadas unas semillas, de alto rendimiento que se guardan en la nave Tseyor, que se podrán utilizar en el momento en que las plantas y alimentos, por contaminación radioactiva procedente del cosmos, no se deban comer. Estas semillas son de crecimiento rápido y proporcionan alimentos adecuados para propiciar el avance vibratorio. Estas semillas serán otorgadas al Pueblo Tseyor para que las distribuya por toda la Tierra. Son grandes y verdes, del tamaño de un haba. Han sido vistas por algunos hermanos en la adimensionalidad. Crecen en matas, parecidas a las matas de habas. La ubicación de estas semillas se encuentra en una vibración tridimensional paralela a la nuestra, pero de mayor frecuencia. De ahí las podremos obtener. Las semillas de alto rendimiento se relacionan con el fruto del castaño, tal vez porque proceden de la misma raíz genética. La base celular de las semillas de alto rendimiento es el aloe vera. Actualmente las semillas de alto rendimiento están almacenadas en labase de Montevives, donde han podido ser desarrolladas al cien por cien de sus posibilidades. En esta base hay un escrito donde se detalla cómo desarrollarlas en la tierra por medio de la biotecnología. A este texto se puede acceder mediante Seiph y el ejercicio del Taller del fractal hacia el infinito o accediendo con el pensamiento a la base de Montevives.

Mantra.- Nombre o frase que pronunciada de forma especial tiene unos efectos energéticos y creativos. La palabra Tseyor es un conjunto fonético, un egrégor de alta vibración, que pronunciado tal cual se pronuncia, puede resolver casos tanto urgentes como de largo o medio plazo. Podemos pronunciar Tseyor tres veces, como amuleto de protección espiritual, sobre todo en estos tiempos que corren. La conjunción de sus palabras, su fonema, es de alta vibración, y ello representa una gran ayuda en el deambular tridimensional por ese mundo incierto. El mantra Tseyor será la clave para abrir esa puerta interdimensional a nuestra visión. En momentos críticos, cuando nos sintamos apurados, cuando tengamos miedo, cuando no sepamos qué camino tomar, cuando nuestras circunstancias personales se vean golpeadas en un sentido psicológico, y en nosotros entre el temor, pronunciaremos “Tseyor, Tseyor, Tseyor”, y desaparecerá. Si lo hacemos profundamente, si lo pronunciamos con el corazón, sin ningún otro interés que el de solucionar nuestro problema, la sensación de desasosiego desaparecerá, y entrará de nuevo la confianza, el valor y la buena voluntad en nuestras personas. La unión de pensamiento crea un fuerte egrégor, un fuerte lazo de unión indestructible, indisoluble. Tseyor empezó como una simple molécula plena de acción y de vitalidad, y se ha convertido en lo que es hoy, un mantra de fuerza y de poder espiritual. Otro mantra importante es nuestro nombre simbólico, que repetido tres veces nos conecta con la adimensionalidad. El mantra “Púlsar Sanador de Tseyor” tiene efectos sanadores y curativos. Las palabras “Atsum, Benim, Arham” tienen un alto poder mántrico, pero solo se deben usar por quienes hayan alcanzado la maestría y estén autorizados a ello. Se nos ha dado un mantra para energetizar los alimentos: “Que el vino y el pan de esta tierra nos lleve a reconocer al Cristo Cósmico en nuestro interior y con su protección poder alcanzar el camino de la libertad para tutelar a todas las réplicas hacia la realidad de los mundos. Tseyor, Tseyor, Tseyor”.

Salud.– Mantener un cuerpo sano y saludable requiere una serie de normas sencillas y básicas. Generalmente lo que enferma el cuerpo es el pensamiento. Una mente sana comporta un cuerpo sano, y no al revés. Los pensamientos dispersos y alterados consiguen que nuestra autonomía se pierda y naveguemos por un mundo de confusión. En cambio un pensamiento tranquilo, apacible y feliz, nos aboca a la iluminación, y a la sanación de nuestro cuerpo. Una buena salud requiere observación y autoobservación. A ello contribuye también la alimentación sana, equilibrada, sin extralimitarse en la ingestión de alimentos y bebidas. La bebida principal ha de ser el agua, mucha agua, que depurará nuestro cuerpo. En contadas ocasiones vino.

Salud holística.– La salud holística se base en el principio de que sanando una parte se sana el todo, sanando o regenerando una célula se regeneran todas las células del organismo.

Creatividad.– La creatividad procede de la adimensionalidad, se accede a ella a partir del punto cero

Creación continua.– El mundo adimensional está cambiando a cada instante. Es un mundo de creatividad de instante en instante. Lo mismo le pasa a nuestro ADN y a nuestros cromosomas, se están recreando continuamente

Crear con el pensamiento.- El pensamiento objetivo es creativo por naturaleza, disponemos del don de crear de la nada cualquier aspecto material, aunque no seamos capaces de hacerlo ahora. Los hermanos mayores crean con el pensamiento todo lo que necesitan: objetos, herramientas, naves, alimentos, etc. Tenemos que aprender a crear de forma controlada, dosificando esta facultad, administrándola de forma prudente, humildemente. Cuando seamos capaces de crear pensamiento nos daremos cuenta de que podemos transformar lo que nos rodea, de aplicar la magia pura y crear de la nada.

Escala del 1 al 7.- La escala evaluatoria de los 7 colores ha sido reinterpretada por Noiwanak en el IV Taller ¿Qué hago yo aquí? con valores simbólicos que representan el camino evolutivo y la secuencia de los 7 talleres de psicología transpersonal que nos está dando. El 1 es el vino, la sangre de la tierra que recorre el cuerpo humano y riega por doquier la fuente de vida. El 2 se ocupa en la producción de hormonas y enzimas que posibilitan el alineamiento del individuo, está relacionado con el páncreas para dicha acción nutritiva. Es el pan que nos da ese alimento físico y espiritual. El 3 es el pez, símbolo del pequeño Christian, cuando nos invita a su aventura. El 3 es el Cristo Cósmico en nuestro interior. El 4 es el manto para el camino de iniciación, es el testo que nos protege en el camino interestelar. El 5 son las sandalias para andar el camino, es el punto en que debemos ponernos en movimiento, las sandalias significan la libertad para andar ese pedregoso camino. El 6 es el báculo, cayado o bastón, el bastón para guiar a las ovejas, para tutelar a todas las réplicas.
El 7 es el punto en que se han colmado todas las aspiraciones, es el arca que nos lleva a la realidad de los mundos, la Nave de Tseyor. (Véase Arca, arcano, nave)

Escala evaluatoria de 7 colores.- Dada por Noiwanak en el I Taller de los espejos, para evaluar vibratoriamente las respuestas que dábamos a la preguntas por parte de los que participaban en el taller. El 1 es un círculo rojo, el 2 un círculo de un rojo claro, el 3 es un círculo verde, el 4 un círculo verde claro, el 5 es un círculo azul, el 6 un círculo azul claro y el 7 es la suma de todos los colores: el blanco. El rojo tiene una connotación de valores egoicos, el verde de valores intelectuales, el azul de valores espirituales y el blanco de valores crísticos. (Véase Escala del 1 al 7)

Sanación cuántica.- Es la que se produce a nivel cuántico, de micropartícula, aportando partículas de vitalidad y reforzando el holograma energético de los órganos y del cuerpo por medio de la mente.

Sanación global.- La sanación no se realiza sobre una parte del cuerpo, afectado por la enfermedad, sino que la sanación es global, pues se basa en dirigir nuestro pensamiento consciente a la base celular de la alteración cromosómica y adeneística que provoca la enfermedad y averiguar por qué se ha producido. Esa base celular habrá de corregirse, si procede, y siempre con el permiso de la réplica genuina. Y si se actúa debidamente y con consciencia, la parte del cuerpo enferma sanará de milagro. El acceso a la célula y a su ADN y cromosoma se realiza mediante la introspección desde la propia micropartícula. Este es el proceso con el que realizan la sanación los maestros sanadores del Púlsar Sanador de Tseyor y que Melcor nos ha enseñado en uno de sus talleres.

Nube de etiquetas