TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Mundos Interdimensionales

Los mundos interdimensionales

Una frontera sin frontera

3ª edición. 10/02/2018

Del glosario terminologíco : http://tseyor.org/biblioteca/libros/glosario-terminologico.html

¿Qué es un mundo interdimensional?

 

Lo que pertenece a espacios que relacionan el nivel tridimensional con la adimensionalidad, en el que se conectan muchos universos paralelos. Somos seres interdimensionales ya que participamos de una forma consciente o inconsciente de todas las dimensiones del universo. Las dimensiones se interpenetran unas en otras, todas están presentes siempre aquí y ahora.

Mundo invisible.- Mundo adimensional que no es perceptible fácilmente desde nuestro actual estado tridimensional

Dimensiones.- En el multiverso hay muchas dimensiones o franjas vibratorias. Los seres humanos participamos de todas ellas, estamos en todas ellas, de forma consciente o inconsciente, habiendo desenvuelto nuestra consciencia en cada una de ellas o estando desenvolviéndo

Planos paralelos.- Dentro de una misma dimensión hay diferentes grados de vibración. La humanidad actual de la Tierra se expresa en un único plano tridimensional, pero se está creando un plano paralelo de mayor vibración para que pueda instalarse en él la nueva humanidad. Este plano paralelo corresponde a lo anunciado en el libro de la Revelación (Apocalipsis): “una nueva Tierra y un nuevo Cielo”.

Cielo.- Estado mental de cada ser en su parte adimensional, puede ser sublime o de baja vibración, correspondiendo con su nivel. Hay tantos cielos como seres en el universo, cada uno en su nivel vibratorio correspondiente

Infierno interior.- Nuestro propio infierno, al igual que nuestro cielo, anida en nosotros. Dados los tiempos que corren salir del propio infierno interior es harto difícil, únicamente es posible mediante el equilibrio, la paz interior, la autoobservación, cambiando el rumbo de nuestra vida, aferrándonos a la realidad de nuestra vida, a la unidad.

Inframundos.- Mundos que pertenecen a las infradimensiones o submundos. Estas infradimensiones no están ubicadas en ningún lugar concreto, pertenecen a nuestra mente, son mundos partícula. A ellas pertenecen las formas que nuestra mente ha creado. Los elementos que habitan esas infradimensiones sienten una necesidad imperiosa de salir a la superficie del mundo atómico 3D. A estos elementos, que hemos creado en nuestro pensamiento, los hemos dotado de vida y por eso buscan un vehículo en el que manifestarse.
El pensamiento humano es creativo, lo mismo que el pensamiento trascendental puede crear réplicas de nosotros mismos y crear vida vegetal y animal (la creación de vida humana está reservada a los grandes logos), el pensamiento tridimensional puede crear formas de pensamiento animadas. A lo largo de la historia la humanidad ha creado formas de pensamiento llenas de angustia, y hoy las sigue creando, más que nunca. Estas tratan de aposentarse en nuestra mente y tomar posesión de ella.

Submundos.- Mundos sutiles inferiores, a diferencia de los mundos sutiles superiores, que son hermanados y armónicos.
Son mundos mentales, de pensamiento, en que se puede uno deslizar suavemente cuando trabaja la espiritualidad de forma individualista. Son mundos de desdicha y sufrimiento, donde el mentalismo se acusa mucho, mundos oscurantistas. Los GTI trabajan rescatando de ellos a aquellos que se han introducido de forma inconsciente. La Tierra está cercana a los submundos, y en esta época se pueden franquear las puertas de los mismos, por dispersión o confusión. La hermandad, el equilibrio, la armonía nos aleja de esta posibilidad.

Olvido.- Este es un mundo de ilusión y de fantasía, pero como tal permite la involución, y más allá de la involución está el olvido. Muchos de los atlantes que vinieron a este planeta a desarrollarse y a evolucionar, habrán desaparecido, habrán caído en la involución y en el olvido.

Sucumbir.- Podemos separarnos del conjunto, podemos individualizarnos, pues el separatismo, la dispersión nos lleva al escepticismo, a la duda, a la negación, a la desconfianza, y sucumbimos. Sucumbir significa perder nuestra consciencia, al desligarnos de nuestra réplica genuina, que nos abandona, pues entiende que no necesita que seamos portadores de ella. Y el individuo se queda solo, con su riqueza, con su miseria, con sus soliloquios. Y al final sucumbe porque no se retroalimenta, y no formando parte de la unidad desaparece cuando desaparece el cuerpo físico, sin posibilidad de reencarnarse. Y esta réplica desgajada de la unidad puede arrastrar a otras réplicas próximas y hacer que desaparezcan también, fundiéndose en el Gran Sol Central.

Fractal.- Es un programa inteligente que permite al Absoluto crear sin volcarse de forma directa en la creación misma. El Fractal organiza las micropartículas de que está compuesto todo el universo y todos los multiversos. El Fractal es una interfaz entre el ser y su manifestación. Se podría representar como dos conos unidos por el vértice. Como tal el Fractal es un punto inexistente dentro del espacio tridimensional. Su función es replicarse infinitamente, para dar lugar a la retroalimentación. El Fractal opera con
la micropartícula portadora de la conciencia que, no siendo nada, conforma el átomo, dando paso a la manifestación física 3D. Por lo tanto es el punto de enlace de los dos mundos. El Fractal es el puente que une el mundo visible con el invisible, forma una tríada con el mundo creativo y con el mundo de manifestación. Veamos las siguientes citas de nuestros hermanos del cosmos sobre el fractal: “El Fractal es principio infinito, el principio eterno” (Shilcars). “Viene a ser como la parte más pequeña después de la materia, más allá de la materia, el mundo de la micropartícula, los micromundos. A través de estos mundos se puede conocer exactamente el mundo real” (Shilcars). “El Fractal, visto desde el punto de vista tridimensional es una fórmula matemática. Pero no únicamente matemática, sino que en ella se encuentra también la creatividad, la percepción, la perfección y el Absoluto.” (Shilcars). “La verdad es lo que hay en el Todo, la Nada. La percibiremos a través del fractal” (Shilcars). “El Fractal, que es ese punto inexistente en el espacio tridimensional pero con cuya fuerza se retroalimenta todo el universo, está compuesto básicamente de todos nuestros pensamientos” (Shilcars). “El Fractal es un modelo de estructura con que la Naturaleza se sirve para procurar una transformación al nivel evolutivo. Las formas de los Fractales son siempre réplicas de sí mismos, por lo que ampliando una de sus zonas, seguiremos viendo la misma forma. El Fractal parte de una premisa importante y clarificadora, cual es poder equilibrar dos partes superpuestas de una misma realidad: materia y espíritu. El Fractal actúa como consciencia para restablecer el equilibrio en la dualidad. Por cuanto el medio por el cual el Fractal los armoniza es por la comprensión profunda, largueza, perseverancia, humildad, coherencia. En la moderna tipología cuántica, entenderemos que el Fractal es el Bien Amado, el Absoluto, el Creador, el Omnipresente, Dios”

Mundos paralelos.- Mundos tridimensionales y atómicos en donde experimentamos vidas paralelas simultáneas a esta, mediante nuestras réplicas ubicadas en ellos. Ello proporciona a nuestro ser múltiples experiencias al mismo tiempo y facilita una mayor retroalimentación.

Multiverso.- La idea de la creación como universo es limitada, porque no hay un solo universo, sino muchos universos, muchas creaciones que obedecen a diferentes principios y desarrollos evolutivos, distintos a los de nuestro universo local.

Microcosmos.- Es el plano más cercano al origen y a la realidad. En el microcosmos está comprendido el macrocosmos.

Micromundo.- Mundo de las subpartículas. A través del micromundo establecemos una relación directa con todo el cosmos. En el micromundo podremos establecer una relación directa con todo el universo, sin necesidad de viajar por él. La micropartícula se transmite instantáneamente a través de un proceso holográfico hacia los confines del universo. La micropartícula tiene la facultad de atravesar todas las dimensiones al instante y recrearse en un mundo infinito, físico y adimensional, al mismo tiempo. Cuando visualizamos estamos penetrando en el mundo subatómico y en la réplica exacta de lo que es el macromundo. Esto significa también que nosotros podemos navegar por ese mundo infinito, por ese cosmos holográfico a través de nuestro pensamiento, y viajaremos exactamente igual a como si lo hiciésemos físicamente, propulsados por naves interplanetarias. Porque esas mismas naves interplanetarias están en la micropartícula también, creadas expresamente por ese pensamiento,por esa mente humana cocreadora del universo

Mundo subatómico.- Hallando las claves adecuadas para penetrar en el mundo subatómico, llegaremos a comprender el funcionamiento, al menos una parte del funcionamiento del mismo, y crearemos nuestro propio mundo, crearemos una realidad virtual, y allí nos sumergiremos para experimentar. Esta es una faceta más de las posibilidades de nuestro pensamiento, de nuestra mente, en definitiva. A través de esa inmersión en ese mundo subatómico llegaremos a comprender el funcionamiento de nuestro mundo de realidad y crearemos un mundo paralelo al nuestro, que nos permita experimentar, entonces entenderemos y comprenderemos la relatividad del mundo de la manifestación.

Mundos partícula.– El mundo partícula es una réplica exacta del macro universo, a nivel de una micropartícula. Corresponde a los conceptos de micromundo y mundo subatómico (v.). El plano astral o cuarta dimensión está constituido por subpartículas. Los mundos partícula son los micromundos, mundos adimensionales, mundos de
pensamiento y creatividad, en ellos la mente domina a las micropartículas y las organiza a voluntad, formando cualquier expresión. En cambio, en los mundos atómicos densos el pensamiento está sometido a la inercia de la materia. Los mundos partícula son mundos cuánticos y subcuánticos.

Partículas atómicas.- La ciencia descubrió que el átomo es algo parecido a un sistema planetario en miniatura (ahí se ve la correspondencia con el patrón del fractal holográfico), con un núcleo formado por protones y neutrones situados en el centro (análogo al Sol) y unos electrones que giran a su alrededor (algo parecido a los planetas). Después se apreció que estos electrones, más que partículas, forman una nube electrónica alrededor del núcleo. Posteriormente se ha descubierto que los protones y neutrones están formados por partículas menores y que hay muchas más partículas, como por ejemplo los fotones, quarks, etc. Mediante los aceleradores de partículas, que las hacen colisionar entre sí a grandes velocidades, se consigue crear muchas más partículas que las conocidas, tratando de establecer su inventario y estructura. Se ha llegado a contabilizar más de 200 clases de partículas diferentes. Estos aceleradores lo que hacen es tratar de reproducir experimentalmente las condiciones de
la energía y la materia en los primeros instantes después del Big Bang.

Cola de la serpiente.- Nuestro ser multidimensional, presente en muchos planos y niveles vibratorios, se puede asemejar a una serpiente, cuyo cuerpo une en espiral todos estos planos con una misma consciencia. La parte más humilde y de menor vibración es la cola de la serpiente, representada por nuestro cuerpo físico 3D, pero al mismo tiempo es la base o punto de apoyo de todo el edificio. Cuando la cola se activa y se yergue su energía traspasa todas las dimensiones y permite el ascenso vibratorio de todo el ser.

Mundos paralelos.- Mundos tridimensionales y atómicos en donde experimentamos vidas paralelas simultáneas a esta, mediante nuestras réplicas ubicadas en ellos. Ello proporciona a nuestro ser múltiples experiencias al mismo tiempo y facilita una mayor retroalimentación.

Intangible.– Que no se puede tocar, oler, gustar. Los mundos partícula, los mundos sublimes son intangibles, y por ello son reales, a diferencia de los mundos atómicos, que se pueden percibir por los sentidos físicos, pero que son figurados, aparentes, ilusorios y crean apego y dependencia para el ego. Hemos de buscar lo intangible pues ese es el camino hacia la realidad de los mundos

Franjas o frecuencias.- El universo está conformado en diversas franjas o frecuencias que se comunican por medio de fractales. En todas ellas está nuestro pensamiento viviendo, experimentando y retroalimentando a nuestra consciencia Todos y cada uno de nosotros estamos viviendo simultáneamente múltiples experiencias vivenciales en diversos mundos, que están en distintas vibraciones. Toda esta experiencia la recibimos cuando estamos en completo equilibrio, la asumimos y la comprendemos. Y en ese instante de comprensión se puede producir la
transmutación, esa alquimia regeneradora que nos permite obtener nuevos grados vibratorios, con mayor reconocimiento, y por tanto con mayor humildad.

Ser.- Lo que nos constituye y nos permite tener consciencia. El Ser es universal y absoluto, y todos participamos de él en alguna medida, según nuestro nivel evolutivo y grado de vibración. El descubrimiento de todas las posibilidades del Ser constituye la aventura de la creación.

Réplica genuina.- Todos tenemos muchas réplicas en el universo, que con la llegada del rayo sincronizador se reunificarán en una sola. La réplica genuina de cada uno es consciente, de forma objetiva, de su ser y de su origen. Las réplicas en este mundo tridimensional son algo burdas y están imposibilitadas en gran medida de conocer su auténtica realidad, para ello deberán transmutar, comprender, elevar su vibración, aunque la réplica genuina está en todas las réplicas. Cada réplica está en el nivel que le corresponde, pero eso no quiere decir que tengan más o menos categoría.

Yo superior.- Junto al yo cotidiano, o personalidad, está nuestro Yo Superior o Yo Absoluto y eterno, nuestro Ser, nuestro espíritu, nuestra realidad. Este Yo se siente religado a todo y a todos, su individualidad es mucho más sutil que la del yo encarnado, que se siente separado de los demás seres.

Real presencia.- Nuestra verdadera realidad en los mundos sublimes,nuestro verdadero aspecto en la adimensionalidad, a diferencia del aspecto que adoptamos en este plano 3D, para mimetizarnos con el mismo y pasar desapercibidos, hasta para nosotros mismos, muchas veces.

Realidad.- La realidad coincide con lo adimensional, con el pensamiento objetivo, con la mente universal, con el Absoluto. Lo tridimensional es ilusorio, un escenario de película en el que poder representar determinados papeles y obtener ciertas experiencias que no podríamos vivir en la realidad completa.

Realidad tridimensional.– La llamada realidad tridimensional lo es porque necesitamos plasmar en ella la gran realidad en porciones, en un mundo ficticio e ilusorio, y para ello se precisa del componente dual. En esta realidad tridimensional la consciencia bebe continuamente del mundo objetivo

Realidad de los mundos.- La realidad de los mundos propiamente no existe, no existe nada en absoluto, no hay nada fuera de esta mente 3D. Y en cambio, puede existir todo, lo cual está en función del grado de asunción, de experimentación, de capacidad que nosotros tengamos para extrapolar nuestro pensamiento. Experimentaremos la realidad de los mundos cuando llevando un equilibrio en nuestras vidas, no deseando nada ni pretendiendo nada, veamos otras realidades. Otras realidades que no están fuera de nuestro pensamiento, sino que están dentro del mismo, de nuestra micropartícula.

Micropartícula.– El Absoluto se manifiesta creativamente a través de una micropartícula virtual que se disemina y se multiplica en la manifestación, a través del Fractal. La micropartícula se sitúa cercana a la Nada, más allá del Fractal. Las micropartículas del mundo cuántico se combinan entre sí para conformar toda la manifestación. La micropartícula originaria no es material, es únicamente un patrón de manifestación. Por tanto, la micropartícula es el estadio más cercano a la Fuente, al Absoluto. Como tal no se ha observado directamente, sino a través de la manifestación de las partículas y subpartículas que estudia la física cuántica. En ella se ha hecho un inventario de más de 200 clases de partículas diferentes. Cada partícula o subpartícula manifestada es la contraparte de otra parte virtual, adimensional, en la que se integra periódicamente desapareciendo de la manifestación y volviendo a aparecer, por el principio de indeterminación cuántica. En el momento del sueño, en el momento de un trabajo de meditación, de extrapolación mental, nuestra mente únicamente procesa su campo de acción a través de la micropartícula. Y a lomos de la micropartícula podremos penetrar en el espacio adimensional donde la luz, la claridad mental, es objetiva

Réplica.- Copia exacta o clónica de un ser, que se sitúa en distintos mundos paralelos. Todos tenemos muchas réplicas en el universo, en diferentes mundos y dimensiones. Estas réplicas se reunificarán en una sola con la llegada del rayo sincronizador. Nuestra réplica genuina se proyecta en la 3D generando múltiples réplicas en las diferentes franjas lumínicas, para vivir y experimentar situaciones diferentes. Estas réplicas unas veces cumplen su plan establecido y otras se dispersan. Todas ellas realizan experiencias de transmutación. Al final del proceso, estas réplicas serán reabsorbidas en una sola réplica, que tendrá que asumir los éxitos o fracasos de cada una de ellas. Este proceso se llevará a cabo, finalmente, con el concurso del rayo sincronizador y bajo la atenta mirada de Christian. La réplica genuina se supone que está en la Nada, más allá del Fractal. A través de la micropartícula se proyecta por medio del Fractal en diversos mundos tridimensionales para la retroalimentación. Se habla también de réplica como copia clónica de un ser, realizada por medio de la transcripción literal y matemática de cada una de sus partes. La réplica de una persona se utiliza para teletransportarla a un plano interdimensional, o a otro espaciotiempo con la finalidad de mostrarle algo o permitir que participe de algo. Las experiencias de abducción en naves interdimensionales se suelen producir mediante la realización de una réplica del individuo que es teletransportada a la Nave. Todas las réplicas de mundos 3D tienen que transmutar y unificarse con las demás réplicas en mundos paralelos densos o plasmáticos.

Réplica más próxima.– La que estando a un nivel superior de consciencia es la más próxima a este plano 3D. Mediante la extrapolación por medio del ejercicio del Fractal hacia el infinito podemos fundirnos con ella, y nos guiará por los mundos paralelos, por los mundos sublimes, también por la nave Tseyor, la UTU o las bases de la Confederación, cuando llegando a ellas nos fundamos con esta réplica.

Ego.- Consciencia tridimensional de nosotros mismos como personas que vivimos y tenemos experiencias. El ego no es una entidad energética, sino que se conforma en el momento en que nos encarnamos en los planos tridimensionales. El ego en nuestra actual fase evolutiva se comporta de forma muy territorial, estableciendo dualidades, siempre celoso de lo propio. A veces se deja llevar por el temor y la desconfianza, y se arma de toda clase de tretas para evitar que descubramos nuestra auténtica realidad, pues en ello teme una pérdida para sí mismo. Pero el ego puede transmutarse a una consciencia más elevada y comprensiva, que no se fundamente en el miedo sino en el amor, en este caso se habrá producido el salto evolutivo que necesitamos. Este paso es lo que muchas escuelas denominan “la muerte del ego” por haber quedado inhabilitada la estructura antigua, al pasar a otra nueva. No se trata, pues, de que el ego desaparezca, lo cual no es posible mientras estemos encarnados, sino de que se transforme en un cooperador activo del espíritu. Como dice Shilcars: “El ego también forma parte de ese todo, porque en él también se encuentra el Absoluto, porque el Absoluto también se encuentra en la disfunción, en las tinieblas, en la ignorancia, porque el Absoluto es todo”.

Mundo visible.- Mundo tridimensional de manifestación en el que estamos instalados en alguna medida.

Mundo virtual.- Es el mundo manifestado, ilusorio y virtual, porque no es real, sino que aparenta serlo. Este mundo virtual lo crea el Fractal

Vidas paralelas.- Estamos llevando vidas paralelas en otros mundos tridimensionales y adimensionales, esto tendrá que ser un hecho para nuestras mentes, una posibilidad más de un hecho cierto. Debemos creer en ello, porque en ese momento, cuando esto se produzca, cuando seamos capaces de creer más de lo que nuestros sentidos nos hacen figurar que es, en esos momentos, se abrirán a la comprensión de nuestras mentes otras impresiones que reforzarán la tesis de la posibilidad de otras actuaciones o actitudes paralelas al mundo tridimensional. Las vidas paralelas en mundos tridimensionales se comunican a través de los sueños y la extrapolación mental. Los campos morfogenéticos conectan también estas vidas paralelas. Las iluminaciones que se produzcan en una vida paralela repercuten en las demás. De igual modo las vibraciones negativas se proyectan a las otras vidas.

Vidas pasadas.- En nuestra memoria están almacenadas las experiencias que hemos vivido en vidas anteriores. Tenemos la obligación y el derecho a reconocernos en pasadas existencias, mediante el rescate adimensional. Este
reconocimiento forma parte de nuestro autodescubrimiento.

Fusión de réplicas.- Unión de esta réplica 3D con otras réplicas de superior vibración que pertenecen a la misma réplica genuina. Esta fusión de réplicas, en un primer momento, es más fácil hacerla con la réplica más próxima. Por medio del Taller del fractal hacia el infinito nos proyectamos a dimensiones donde está nuestra réplica más próxima y al llegar allí nos incorporarnos a ella, fundiéndonos en una sola. De este modo podemos deambular por ese plano con facilidad, sea este la Nave Tseyor, la UTU o cualquier mundo paralelo. Muchas veces esta fusión de réplicas se produce en el sueño, en el momento en que nos quedamos dormidos realizando un ejercicio de extrapolación, lo importante es recordar luego ese sueño y que esa fusión se haga consciente y patente por medio de la memoria. Si la fusión se produce y no la recordamos será porque durante la vigilia no hacemos una auténtica autoobservación. También se habla de la fusión de todas nuestras réplicas, de todos los planos y mundos, con nuestra réplica 3D, tras la llegada del rayo sincronizador. En ese momento todas las réplicas se fundirán y la vibración resultante será una media entre la vibración de las réplicas más elevadas y la de las más bajas.

Unificación de pensamiento.- La unificación de pensamiento es la unión con uno mismo y con los demás, en tanto que todos somos uno y lo mismo,
si bien nuestra apariencia externa es distinta. Por nuestra naturaleza cósmica somos idénticos. Lo que uno puede llegar a conseguir lo puede conseguir el otro y estando unidos, codo con codo, podemos sobresalir del fango de nuestro pensamiento y abrazar una nueva condición humana, la de la nueva generación, conquistando nuestros cielos y navegando los mundos paralelos de nuestra réplica, que está esperando dicho encuentro.

Unidad de pensamientos.- Nuestro pensamiento suele estar disperso, va y viene de forma poco coherente, cambia de elecciones. Por eso es necesaria la unidad de pensamientos en cada uno, para permitir la extrapolación. Para acceder al mundo sublime únicamente es posible por medio de la unidad de pensamientos. La unidad de pensamientos llega a la síntesis, y la síntesis se transforma en el no pensa

Intermitencia.– El universo manifestado es intermitente, aparece y desaparece continuamente a través de las partículas y subpartículas que lo forman, que se reintegran en los planos virtuales, volviendo a aparecer. Debido a esta propiedad, el cosmos se realimenta energéticamente y puede sostenerse sin que la energía decaiga. En la intermitencia se produce un ser y no ser. Es el biorritmo de la naturaleza toda que se retroalimenta a través del ser y no ser, en esa intermitencia. La intermitencia cuántica afecta también a nuestro ser que a intervalos es y no es. En esta oscilación podemos recuperar nuestra historia y conocimiento, modificar estructuras básicas, arquetipos, mejorar nuestro rendimiento. Con esta intermitencia nuestro pensamiento creativo puede mejorar la rentabilidad de este proceso ergonómico retroalimentario. Esta intermitencia la utilizan los hermanos del cosmos para procurar la invisibilidad de sus naves y también para teletransportarnos a otros mundos en un instante.

Ubicuidad.- Posibilidad de estar en varios lugares al mismo tiempo. Nuestro nivel evolutivo no nos permite aún la ubicuidad a nivel consciente. Para seres muy elevados la ubicuidad es un don constante y permanente.

Visión estereoscópica.- Percepción de un objeto, una persona, una nave en todas las dimensiones en las que está. La visión estereoscópica implica ser conscientes de lo que nos rodea a la par que lo somos de nuestro ser interior. La visión estereoscópica es holográfica, observa una realidad desde todos los puntos de vista, desde todas las energías que la conforman. Es una visión desde el Fractal, es una visión cuántica. El órgano de esta visión es el tercer ojo, la glándula pineal. Esta despertará súbitamente, de una forma brutal, pero sin peligro para nuestro equilibrio, gracias al rayo sincronizador. El hecho de la en la 3D la luz se fragmente hace que veamos solamente una cara de cada objeto y no todas sus caras al mismo tiempo, como es posible apreciarlas desde la visión estereoscópica. (Véase Glándula pineal, Tercer ojo)

Visualización.- Percepción de los planos adimensionales. Se produce cuando desde el espacio-tiempo tridimensional conectamos con los planos adimensionales.

Hipnosis colectiva.- El medio crea a través de los sistemas y medios de información y comunicación una apariencia de realidad que nos sumerge a modo de una hipnosis colectiva, nos atrapa en su baksaj y nos acomoda. Otras veces agita nuestro estanque dorado con miedos y angustias, para evitar que descubramos quiénes somos, para qué hemos venido aquí. En este mundo se enfrenta unas fuerzas que giran en un sentido y otras que giran en sentido contrario, involutivas y evolutivas, y ambas se neutralizan. Unas llevan a las infradimensiones y otras a los mundos sublimes. Se trata de equilibrar nuestras vidas y nuestros pensamientos en el camino del despertar, renunciando a todo.

Ley de entropía.- En el plano tridimensional domina la ley de entropía que obstaculiza cualquier intento de trascendencia o salida a lo adimensional. Esta ley puede ser combatida por la autoobservación y el hermanamiento. Por otra parte, la ley de entropía con sus obstáculos evolutivos nos impulsa hacia arriba, si sabemos equilibrarnos, pues la misma fuerza del obstáculo se convierte, mediante el equilibrio, en fuerza de impulso. La ley de la entropía, como filtro o barrera para acceder a un plano de mayor vibración, asegura que nadie que no esté suficientemente preparado pueda acceder a los mundos sublimes y enturbiar su vibración con un pensamiento poco equilibrado. En este plano 3D tiende a despersonalizar a los individuos, haciendo de ellos hombres masa, así mantiene homogeneizado este medio 3D. De este modo el medio se autoprotege y protege también las dimensiones superiores. El medio en estos momentos impide que una gran masa de la población despierte, pero también sabe que algunos se le escaparán, que algunos podrán liberarse. Cuando un ser humano está debidamente formado sabe cómo corresponderse consigo mismo y con los demás. En cambio, cuando está creciendo en conocimiento puede fácilmente confundirse y situarse en órbitas contrarias a la fraternidad, a la unidad.

Despertar.- Recobrar la consciencia de lo que somos, de nuestra realidad, de nuestra presencia interdimensional. Se habla de despertar porque en un momento dado perdimos la consciencia de nuestro ser y nos sumimos en el sueño de los sentidos. Es la metáfora del descubrimiento interior, se habla del despertar del sueño de los sentidos, del mundo virtual ilusorio, y acceder al mundo real. También es el despertar de nuestra consciencia dormida en el ensueño de los sentidos. Igualmente se refiere el despertar de la llama viva del amor o el despertar de la energía dormida en nuestro coxis, la Kundalini. Despertar es consolidar nuestros distintos estados, tanto en la 3D como en los mundos sublimes, en los que también estamos. Por tanto despertar es ser conscientes de ellos, allí hallaremos información, conocimiento, nuestros cuerpos físicos mejorarán, porque habrán recibido un acopio energético. Despertar a estos mundos sublimes nos permitirá conocer que lo que aquí consideramos que es lo mejor es lo que invalida el proceso del salto cuántico.

Evolución.- La evolución de la especie humana, y de las demás especies del planeta Tierra, durante milenios ha sido muy lenta y escasa, ha estado condicionada fundamentalmente por la adaptación al medio. El religare del ser humano ha sido el mismo durante todo este tiempo. Ello es debido a las limitaciones que este medio atómico, el ADN y los cromosomas imponen a la evolución. La naturaleza entiende que las especies pueden alimentarse y reproducirse y que la vida continua, por tanto no establece ningún cambio importante en el ADN y los cromosomas. La vida humana siempre acaba en la decrepitud y la desaparición del cuerpo físico. Sin embargo, paralelamente, nuestra réplica genuina ha desarrollado mucho más su componente espiritual en mundos paralelos donde ha alcanzado niveles que rozan casi la perfección, pero no somos conscientes de estos avances en esta plano 3D, limitativo y atómico. Reconocer este hecho nos llevará a relativizar todos los hechos de este mundo y crear en nosotros un poso de humildad y una aspiración a la trascendencia, que alcanzaremos mediante la soledad más profunda, a través de la interiorización, donde podremos darnos cuenta de nuestra realidad como seres humanos atlantes, hijos de las estrellas.

Filtro de la mente.- La mente 3D, en este plano, opera como un filtro que nos impide recibir las percepciones de los planos paralelos. Este es un filtro protector que realiza nuestra consciencia amorosa, cuando no estamos preparados ni suficientemente equilibrados para percibir los mundos sutiles, especialmente los de las bajas frecuencias vibratorias, que nos podrían perturbar, desequilibrar y engullir. Pero llegará un momento en que este filtro protector desaparezca, sobre todo tras la llegada del rayo sincronizador. En ese momento nuestra mente recibirá todas esas energías de forma completa, y si no estamos en la vibración de los planos superiores podríamos sucumbir a las infradimensiones. Por eso la unidad, la hermandad, la autoobservación nos va conectando con los niveles superiores y nos protege en la medida en que vamos despertando consciencia. Ahora tenemos la oportunidad de ir practicando y mejorando, retroalimentando al conjunto, por medio de la transmutación.

Somnolencia.– Estado previo al sueño, en el que el ritmo cerebral se aquieta hasta 4 ciclos por segundo, el pensamiento se ralentiza o se detiene y es posible extrapolarse fácilmente, por medio de la apertura del tercer ojo, y conectar con la micropartícula, con la que navegar por el interior de nuestro cuerpo o por los mundos paralelos. Pues en el momento del sueño, en el momento de un trabajo de meditación, de extrapolación mental, nuestra mente únicamente procesa su campo de acción a través de la micropartícula. La somnolencia nos puede sobrevenir también cuando en equilibrio, observando la naturaleza, el canto de los pájaros, estando en un estado de abstracción, desconectamos de la 3D, del proceso egoico y racional, y nos conscienciamos de nuestro estado eterno, de la adimensionalidad, de los mundos sutiles, que están siempre aquí y ahora, cubiertos por un tupido velo que los cubre. Y el estado de somnolencia lo que hace es separarlos, abrirlos, para que podamos conscienciarnos de que eso existe.

Sueños.- Los sueños o contenidos de consciencia que ocurren durante el descanso físico constituyen un acceso a nuestro propio mundo interior subconsciente y son una de las vías de entrada a lo adimensional, a un mundo real y objetivo. Sobre todo cuando los sueños son lúcidos y uno mismo los dirige. Nuestro avance vibratorio se traducirá en sueños cada vez más lúcidos y conscientes. El mundo de los sueños es un mundo comparativo que nos ayuda a evolucionar, constituye un primer paso hacia lo adimensional. Los sueños forman un mundo completo e infinito en los que mediante representaciones dramáticas, a veces exageradas, podemos deshacer los nudos psicológicos. Por eso los sueños, al sumirnos en esas situaciones soñadas, nos ayudan a transmutar. La propia repetición de un sueño nos está indicando un problema no resuelto. Durante la noche siempre soñamos, aunque no recordemos los sueños. Hay diversos tipos de sueños, en unos creamos un mundo con todas sus particularidades y personajes, para experimentar en él. En otros nos proyectamos en mundos, en los infinitos mundos donde tenemos réplicas, vivimos en otros estados de consciencia y nos comunicamos con nuestras réplicas.

Navegando entre dos mundos.- Al ascender por esa mágica escalera de caracol, que anida en la punta de la cola de la serpiente, navegamos entre dos mundos: el visible y el invisible. El visible es el que parece más consciente y contrariamente es el más limitado, y el invisible es en el que radica la luz, la comprensión de nuestras mentes. Sin embargo, solo desde este lugar de oscuridad podremos llegar a la comprensión, conectando o contactando conscientemente con ese universo de luz y comprensión.

Nombre simbólico.- Nombre que nos da nuestra réplica a través de Shilcars, representa un aspecto de nosotros mismos que nos sirve para transmutar. Es la clave de acceso a los mundos adimensionales, en donde somos conocidos por él. El conjunto de nombres simbólicos forma el Puzle Holográfico Cuántico.

Percepción.- Sensación interior, o exterior, idea, conocimiento o sentimiento que obtenemos a partir del acceso a los mundos internos de la realidad, en los niveles adimensionales del Ser Abstracto

Soledad creadora.- El genio creador necesita la soledad de su trabajo interior para alcanzar la adimensionalidad en donde encontrar la auténtica creatividad. La soledad creadora se produce en ausencia de pensamiento 3D, extrapolando el pensamiento a los mundos sublimes. El genio creador plasma su obra e ilumina como un sol todo lo visible e invisible a su alrededor. En algunas ocasiones el genio creador puede obsesionarse por un ansia de perfección imposible, esta obsesión le puede llevar al desequilibrio y lo puede hacer caer en las infradimensiones.

Recordar nuestros orígenes.– Muchos de los atlantes del planeta Tierra vinimos de las estrellas, traídos por las naves de la Confederación, en distintas épocas y momentos, para realizar un camino de desarrollo y evolución. Aunque estos orígenes se nos hayan olvidado intelectualmente, persisten en nuestros cromosomas y ADN. Algunos atlantes han venido aquí en misión de ayuda, para mantener la llama viva de la espiritualidad. Después de su trabajo, y tras la llegada del rayo sincronizador, podrán elegir entre regresar a sus mundos de origen o continuar aquí trabajando para la humanidad que no haya ascendido vibratoriamente y que seguirá necesitando de ayuda. Esta nueva permanencia supondrá un gran sacrificio. Estas misiones de ayuda, incorporándonos a una humanidad en proceso de despertar, suponen un sacrificio y un gran riesgo de quedar atrapados y sucumbir. Pero el cosmos devuelve todo multiplicado, cuando la entrega ha sido abierta, franca y noble. (Véase Prometeo)

Reencarnación.- La rueda de nacimientos y muertes se da solo en la tercera dimensión, en los mundos de
baja vibración. En los niveles de mayor vibración y consciencia no existe como tal la interrupción entre vida y vida, la existencia del cuerpo físico se puede prolongar indefinidamente, pues este se renueva y se regenera continuamente. (Véase Dar, Desencarnados)

Recurrencia.- Repetición cíclica de acontecimientos. El universo procede por ciclos repetitivos. Igualmente la vida humana es recurrente, una serie de repeticiones en el tiempo: el ciclo de los días, de los meses, de los años… Sin embargo, a lo largo de una existencia nadie completa su experiencia y transmuta su consciencia de tal manera que le permita acabar con los ciclos de vidas y muertes. El ascenso vibratorio y el despertar de la consciencia nos permitirán instalarnos en una vida no recurrente, en la que se hayan superado los ciclos de vidas y muertes, pues el cuerpo físico se regenerará y será permanente

Número 496.- Esta cifra es el resultado de una compleja ecuación matemática, que ha demostrado la viabilidad de la Teoría de las Cuerdas. Lo cual ha puesto en evidencia a los científicos y matemáticos que existe diversidad de mundos, de dimensiones, y que matemáticamente las cifran en 10 dimensiones espaciales, más una que es el tiempo.

Olor a rosas.- Es la sensación que desprende en la adimensionalidad el cielo de los Muul Águila GTI, es el aroma que los acompaña siempre. Como dice Rasbek: “Oléis a rosas, cuando y muy especialmente procuráis el equilibrio, la confianza, el compañerismo, la unión, la participación, el compartir con los demás vuestras riquezas espirituales” (Comunicado TAP 39, 19-12-2015). Nuestra réplica genuina en los mundos paralelos tiene un aroma parecido a la rosa, es embriagador, transmutador, despertador de voluntades, de consciencias, y fomenta la unidad y la hermandad.

Registros akhásicos.- Los registros akhásicos son lugares adimensionales en los que hurgar y aprender de ellos y de nuestra psicología, por medio de la deducción y consiguiente clarificación de nuestra actitud y conducta. Nos sirven de referencia, y es posible penetrar en ellos a través del conocimiento interno y en base de múltiples opciones: la visión estereoscópica, la telepatía, la ensoñación, el viaje astral, etcétera. (Sili-Nur)

Séptimo camino.– Es el camino que lleva a tutelar a todas las réplicas hacia la realidad de los mundos. El séptimo camino tiene como símbolo el arca, el arcano o la nave. El punto de apertura del arcano está en el coxis, que nos permite simultanear ambos mundos por la intermitencia cuántica. La nota si es concomitante con el Séptimo camino, al igual que el número 7. El Séptimo camino implica el trabajo alquímico de transmutación y descubrimiento de nuestra propia realidad, espiritual y creativa, para compartirla con todos.

Tutelar a todas las réplicas.- Objetivo del Sexto camino, contenido en el mantra de protección. Cuando los hermanos mayores nos hablan de “tutelar a todas las réplicas hacia la realidad de los mundos”, se refieren ante todo a nuestras propias réplicas, las de cada uno, presentes en infinitos mundos. Ello quiere decir que nuestra mente ha de ser capaz de comprender al instante las diferentes propuestas que nuestras réplicas están ofreciendo en este mundo, para consolidar un reconocimiento y una retroalimentación adecuada. Se requiere 0bservación, captación, rápidos reflejos,
acompañado todo ello de una mente objetiva, transparente, apacible, amorosa y hermanada.

Veracidad de las canalizaciones.- Es un hecho que existen muchas canalizaciones en este planeta, miles de canalizaciones, y no todas son producto del origen o de la fuente que pregonan. Incluso los propios canalizadores están convencidos, verdaderamente convencidos, de que están recibiendo impulsos telepáticos de seres del espacio. Desgraciadamente esto no es así en la mayoría de casos. Entonces, cómo llegar a obtener o conocer verdaderamente la veracidad de los contactos. Este es un proceso muy íntimo, muy personal. Solamente uno en su propio corazón, en su propio interior sabrá descifrarlo. Los canalizadores del actual grupo Tseyor no son fruto de la casualidad sino de la causalidad, de la experiencia y del trabajo grupal durante bastantes años. Ellos están convencidos de que el origen de sus canalizaciones es puro, y proceden del lugar de donde dicen que proceden (Shilcars, comunicado 89). Los hermanos mayores consideran a Puente como Chac Mool o único canalizador de los mensajes de la Confederación de Mundos Habitados de la Galaxia, independientemente que todos podamos canalizar energías.

Más sobre interdimensionalidad

Comentarios en: "Mundos Interdimensionales" (2)

  1. canto de libertad pm dijo:

    aplausos apuestica esta super clarisisisisisisimo y bellisisisisisisimo gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: