TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Entradas etiquetadas como ‘Confederación Gálactica’

Imagen

A qué han venido los HM del Cosmos

COMENTARIOS RECIBIDOS EN 

Sirio De Las TorresEs que los Hermanos nos aman mucho. ¿Y nosotros a ellos y entre nosotros?, ¿haríamos para otro lo que ellos hacen para nosotros?

Anuncios
Imagen

Rutina y Trascendencia

COMENTARIOS RECIBIDOS EN 

Mightyspace Ship – No lo Creo La PM:  Woooow simplemente todo un mantra de palabras hermosas

La partícula y el movimiento continuo – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 24

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

24. La partícula y el movimiento continuo

2.2.8. EL TODO EN UNA PARTÍCULA
La magnitud de la partícula atómica es universal y, por lo tanto, asequible en cualquier lugar del espacio-tiempo. La misma está en todas partes, y aunque no sea propiamente un hallazgo el detectarla, sí podemos transportar todo su contenido hacía esferas superiores de conocimiento3 y recibir su información. Ya que cada una contiene toda la información universal o macrocósmica. La situación de una partícula en el submundo no tiene una posición definida porque a su vez está en todas partes y en ninguna y, por ello, la información podrá recabarse en cualquier punto de ese mismo espacio adimensional. Claro que las directrices las dictamina el propio Fractal, inteligentemente diseñado y participado directamente por la Nada, lo cual quiere decir dirigido por el Todo. Es un suponer que en el movimiento continuo (física del movimiento continuo en ausencia de campos gravitacionales) no existe paralelismo lo suficientemente clarificador como para recomponer una estructura molecular fehacientemente. Estamos hablando de concepto relativo y por lo tanto impreciso. Aunque es posible llegar a magnificar todo este proceso si tenemos en cuenta dicha particularidad. Por eso es que la dinámica del movimiento se ha de ver coronada por una experimentación a un nivel íntimo, espiritual, en un concepto adimensional donde la masa tiene un significado relativo, por cuanto es el movimiento continuo el que va a marcar la pauta concreta y específica de un determinado proceso. Un proceso en el que hallaremos toda la dinámica superpuesta, pero que en el fondo nos indicará con precisión una realidad constatable y de hecho verídica. Como también es posible dictaminar todo un proceso macrocósmico en función de dichas coordenadas, porque no olvidemos que lo que es abajo es arriba y viceversa.

Así, en el contenido del multiverso que es el comprendido en todo el macrocosmos, hallamos una fórmula específica y concreta, cual es la Ψ2 dimanante de las coordenadas cuánticas, que se reproduce a modo de reflejo y a través de la yuxtaposición del Fractal. Que esto significa también la medición y verificación in situ de cualquier alternancia. Por Ψ2 4 me refiero a la yuxtaposición de los elementos. Las coordenadas cuánticas dictaminan un proceso en el que se unen los factores adimensionales con los tridimensionales y entonces hallamos simultáneamente la realidad concreta y la relatividad de un mundo tridimensional. Por ello no es preciso, a la vez de que no es posible, detectar la partícula pero sí recabar su información en cualquier punto o instante del espacio. Porque en ese punto equidistante en el que las partículas atómicas se encuentran, cualquiera de ellas recibe toda la información y, por lo tanto, cualquiera de ellas es asequible al Todo y por tanto, también, obtendremos de una sola partícula la información precisa. De esta forma podemos transbordar toda la información si únicamente tenemos presente realizar las debidas correcciones o parámetros adecuados con los que interceder en dicha información. Interceptarla, asumirla y comprenderla convenientemente para que la misma nos dé información detallada y precisa de todo un conglomerado casuístico, en este caso holográfico. Sepamos diferenciar convenientemente todas y cada una de las circunstancias que envuelven nuestro pensamiento, porque este nos va a llevar sin duda alguna hacia la comprensión del macrocosmos tan solo con la suficiente transparencia con que actuemos. Ello quiere decir que la mente se pondrá en funcionamiento y diligentemente obtendrá la información precisa y requerida en cuanto sepamos accionar debidamente el control preciso, tanto como para engullir de alguna forma dicha conocimiento. Imaginemos que el conocimiento es una bola, un cilindro y en este, en su interior, se halla toda la información precisa. Imaginemos a su vez, que somos un pez que engulle dicha bola y la digiere. Y pasa por los conductos adecuados hasta el cerebro, en el que se descodifica la información recibida. Información que habremos de asimilarla, completarla y utilizarla debida y adecuadamente en función de nuestro saber y comprender. Saber digerir una información que por otro lado está patente y es constante a nuestro alrededor, y en nuestro interior psicológico. Y discernir adecuadamente qué tipo de información nos llega, auscultándola debidamente, para que la misma active todo un proceso neuronal, enriqueciéndolo. Es como un telar que funciona sobre la base de unos hilos previamente superpuestos, que se alternan en una línea de puntos prefijada o diseñada. Tejiéndose una tela en la que van inscritos unos dibujos que previamente el teórico de tejidos habrá dispuesto. Es así como vamos a ir aprendiendo y asimilando la información. Una información que ya ha sido diseñada previamente por Quien debe hacerlo. Y únicamente se trata de saberla interpretar y descodificar adecuadamente. La descodificación estará en función de nuestro conocimiento y sobre todo de las intenciones que se lleven a cabo y, en especial, conociendo previamente las claves o resortes que nos van a permitir la debida descodificación e interpretación de sus símbolos. En el macrocosmos existe toda la información, así como en el microcosmos, como fiel reflejo del macrocosmos que es. Por lo tanto, nos va a ser mucho más fácil acceder a ese microcosmos, por cuanto es un mundo imaginario, un mundo subatómico, en el que se tiene acceso a través del pensamiento trascendente. Así pues, lo que es evidente es que nuestro pensamiento habrá de acceder a determinadas esferas o frecuencias vibratorias. No siendo un intruso sino un invitado privilegiado al que se le van a brindar todas las oportunidades y facilidades precisas, para que pueda aposentarse debidamente y asimilar conocimiento en función, claro está, de su comprensión. Es un hecho evidente que el ser humano de vuestro nivel está preparado para asimilar mucho más conocimiento del que posee, y solo es preciso saber adornar el proceso mental adecuado con que acceder a dicha esfera de conocimiento y descodificarlo. Descodificar o descifrar un mensaje que por alguna razón es inteligible en una determinada intelectualidad o conocimiento preestablecido. Ello no quiere decir que el mensaje en sí, la información equivalente, no pueda traducirse debidamente y entenderse. Hablamos de un nuevo lenguaje, de un nuevo idioma, pero no de una nueva idea o concepto. Porque no estamos tratando de crear nuevas ideas o conceptos, sino que nos referimos a interceptar, interpretar, descodificar, traducir a un nivel intelectual, toda una información que se halla depositada adecuadamente en un nivel determinado y en el que es posible a través de una mente intelectual del nivel humano al que nos estamos refiriendo, llegar a sopesar dicha información y asumirla. Asumir una información que carece de cualquier interés interpretativo y no persigue otro objetivo que el de clarificar parcelas del pensamiento. Estudiar a fondo la dinámica humana y trasladarle a su nivel la información que precisa. Estamos en unos momentos clave de la formación psicológica. Estamos en unos momentos en los que se deben aprehender unas determinadas cuestiones que van a hacer posible que el ser humano pueda acceder a esferas de conocimiento superior. Porque ahora es el momento. Ahora es el estado ideal para ello. Estado ideal, porque las energías cósmicas, la confluencia de determinadas áreas energéticas cósmicas, están propiciando el acercamiento de mentes de vuestro nivel hacia un grado superior de conocimiento. Lógicamente no es posible evolucionar al nivel humano que estamos preconizando, por medio de un intelecto que acaso está sumido en un mar de angustia o tribulación. Porque tal estado se deberá a procesos de malformación de tipo mental, debido a errores psicológicos que marcan, limitan y barran cualquier actitud positiva evolucionista. No estamos hablando de un desarrollo material, ni de superpoderes, ni de clarividencia, ni de audiovidencia… Estamos hablando de una información que debe llegar hasta vuestra mente, y vuestros sentidos deben conformarla para asumir un nuevo planteamiento cósmico y planetario. En definitiva, se tata de domesticar adecuadamente las alteraciones mentales que vuestro pensamiento pueda producir dadas las actuales circunstancias planetarias y cósmicas. Y debidamente conformados en esa área de plenitud, de contemplación, de tranquilidad, esperar la información debida de un conocimiento superior. Que ello no quiere decir renunciar a nada ni a nadie, sino tan solo adquirir el conocimiento preciso. Porque con el mismo podéis tratar de aventajaros en este transcurso existencial hacia derroteros mucho más amplios de conocimiento, y como tales de comprensión.

 

3 En la micropartícula de nuestro propio pensamiento se halla todo el conocimiento, bastará extrapolar nuestro pensamiento para acceder a dicha información.

4 En la descripción de un átomo en el contexto de la mecánica cuántica, se sustituye el concepto de órbita por el de orbital atómico Un orbital atómico es la región del espacio alrededor del núcleo en el que la probabilidad de encontrar un electrón es máxima. Cada orbital tiene asociado un valor de Ψ2 y un cierto valor de energía.

Limitaciones – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 23

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

23. Limitaciones

 

Por más que añadamos a la cuestión intrínseca de la relación causa y efecto, nunca podremos llegar a comprender del todo el significado de la yuxtaposición de dicha coexistencia, porque acaso estamos imbuidos por un pensamiento enclaustrado en una dinámica dimensional determinada y, acaso también, se nos procura un cierto espacio reticular con el que aprovisionarnos adecuadamente de conocimiento, de sabiduría y de inteligencia, derivada asimismo de un proceso evolutivo a un nivel de pensamiento y razonamiento. Por esa misma cuestión no podemos dictaminar exactamente cuán largo fuera el estudio de la teletransportación a un nivel de micropartícula, como tampoco podríamos llegar a ordenar debidamente un proceso absoluto a través de un pensamiento tridimensional, sea en la vibración que sea o en la dimensión que sea, porque en ese caso concreto, la propia limitación del pensamiento subjetivo nos limita para llegar a comprender, en toda su exactitud, todo proceso cuántico que sigue a una formación molecular. Formación molecular que independientemente de su posicionamiento en una determinada vibración, se aplica debidamente hacia un contexto mucho más amplio. Por cuanto la infinitesimal trayectoria casuística de cuestionamientos, provee al razonamiento de una limitación. Así pues, podríamos considerar inexactas cualquiera de las teorías sobre la relatividad, sobre la conductividad, sobre el movimiento y, en especial, sobre la particularidad específica de una masa comprendida en un vacío absoluto o la Nada. Por cuanto este mismo volumen limita por sí mismo cualquier apreciación intelectual. La llamada casuística de las coordenadas cuánticas, no merece por el momento mayor aplicación que la consabida yuxtaposición en un proceso mayúsculo o macrocósmico. Y por ello, en función de dichas alternativas, podemos aligerar nuestro pensamiento y vaciar aquellas partes de oscurantismo, dando cabida a la clarificación. Eso sí, clarificación limitada precisamente por los propios arquetipos impuestos en una determinada o determinativa composición de factores adeneísticos que, inteligentemente, han sido diseñados precisamente para poder corresponder debidamente en este proceso de causa y efecto. Y al efecto de no interferir en procesos de pensamiento paralelos o de dimensiones paralelas, en un espacio infinito. Por eso sugerimos que hagáis todo lo posible por mejorar el rendimiento de vuestra capacidad razonadora. Porque en definitiva no se trata tan solo de mejorar adeneísticamente, o sea, activar ciertas neuronas del pensamiento que puedan actuar debidamente en un proceso holográfico, sino porque además os va a proporcionar la debida independencia. Junto con la comprensión de determinados factores que pueden incidir, necesaria y vigorosamente, en todo un proceso cuántico y por demás holográfico. Que esto significa, también, establecer mayores lazos de relación entre ambas culturas. Es necesario que hagáis un doble esfuerzo y sepáis direccionar adecuadamente la nave de vuestro pensamiento, de vuestras acciones, de vuestras actitudes, de vuestra dedicación. Y emplearos a fondo porque es una carrera cuyo único objetivo es establecer un cierto paralelismo para que puedan fluctuar debidamente, y de forma intermitente, todas cuantas cuestiones dimanen de un proceso clarificador y por demás de hermanamiento cósmico. En pura lógica entenderéis que no os va a ser fácil llegar a ese punto de compenetración. Precisamente por energías que en estado latente actúan y fluctúan en vuestro pensamiento, en vuestra mente, alterando un proceso de dedicación absoluta e íntegra. Y por demás lo retrasan obligando a aminorar un paso, simbólico, pero totalmente necesario. Y esto solo lo podréis superar si accionáis debidamente vuestro sentido de la autoobservación. A nosotros nos es imposible poder alterar de alguna forma vuestro ete oillas kaa, poue es precisamente ese el estímulo necesario que precisáis para salir de esta especie de túnel de oscurantismo. Y precisamente por ello, para reforzar vuestra capacidad intelectual y psicológica, la vida, la existencia, las claves propias de la existencia tridimensional, utilizan dichos argumentos para retrasar y poder comprobar vuestro direccionamiento, capacidad, voluntad y actitud ante un cambio de dicha naturaleza. Podríamos decir que es la propia naturaleza orgánica que previendo un cambio trascendental en vuestra situación psicológica, altera todo un proceso colaborando en la penetración de alteraciones, digamos de sentido negativo, que en el fondo no lo son, pero sí afectan a vuestro desarrollo futuro y por demás de unión o hermanamiento planetario.

Confederación Gálactica

CONFEDERACION DE MUNDOS HABITADOS DE LA GALAXIA

“No pretendemos en la Confederación que creáis todo lo que estamos diciendo. Mejor dicho, como en más de una ocasión hemos mencionado, no debéis creer nada de lo que decimos. No os debéis creer nada. Sois libres, pues, para creerlo o no. Lo que tenéis que hacer es intentar comprobar lo que aquí se dice.”

EL CAMBIO NO SE VA A PRODUCIR POR MIEDO

Aunque a veces es necesario cambiar, y como que el  ego está tan enraizado en nuestra psicología, ese cambio no se produce si no es por un fuerte golpe de los sentidos.

Entonces, no voy a entrar en el juego del Apocalipsis, del temor para la creencia en un mundo trascendental. Tal vez en otros niveles de conciencia pueda valer ese signo del temor y del miedo, para el adoctrinamiento de psicologías de vuestro nivel. Pero los hermanos que conformamos la Confederación, hemos aprendido que el cambio no se va a producir nunca por el miedo, por el temor, por la amenaza.

El cambio se va a producir por comprensión

Nadie va a venir a asistiros en ese momento de trance y de cambio planetario. Únicamente será posible una ayuda muy amplia por parte de nosotros, los de la Confederación, en el momento en que menos necesitéis esta ayuda. Y lo será cuando vuestras vidas hayan entrado plenamente en el equilibrio y la armonía. Porque entonces será elmomento en que habréis adquirido un mayor nivel de conciencia. Os habréis desapegado de la materia, del querer, del desear, del miedo, del temor, de la angustia…

Y entonces, hallaréis una mano amiga que os llevará a través del Universo.

Pero os llevará no como maestro y alumno, sino como hermano, como igual, por el mismo nivel proporcional de conocimiento y sabiduría. Os lo habréis ganado a pulso a través de la confraternidad, del peso de la masa…

TSEYOR ES UN GRUPO DE DIVULGACIÓN

Como he dicho anteriormente están prestos a intervenir otros compañeros de la confederación en los cuales confiamos en que con vuestra ayuda podrán participaros de ciertos conocimientos imprescindibles a la hora de llegar a la divulgación por otros medios. Siempre y cuando recordemos que Tseyor no es un grupo de investigación científica sino que Tseyor es un grupo informativo, y tan sólo es un elemento o polea de transmisión de un estamento a otro en los

que evitará siempre introducir una dinámica que no sea la propia canalización y transmisión de la información recibida.

VAMOS A EVITAR DAR PRUEBAS

Vamos a obviar cualquier requerimiento de prueba. Porque todo tipo de prueba en este nivel al que estamos acostumbrados a trabajar en grupo, se realiza una vez el individuo no la  necesita.

No queremos que creáis en el movimiento cósmico, que está realizando la Confederación de Mundos Habitados de la Galaxia en pro de ayudar en este proceso de cambio.

No queremos que creáis en absoluto a través de nuestras pruebas y, por lo tanto, y en este medio, nos vemos imposibilitados en ello.

Ahora bien, para el desarrollo de una actividad de  contacto se precisan también unos objetivos que deben cumplirse a través de una serie de etapas. En primer lugar debe existir ese anhelo de descubrimiento interior y luego utilizar

los métodos adecuados.

Si el contacto lo desea establecer a nivel personal o individual, entonces puede pedir de pensamiento, porque no olvidemos que estamos inmersos en un mundo holográfico y, por lo tanto, nuestros pensamientos trascienden

diversas coordenadas que, en este caso son dimensiones, y cualquier hermano  de la confederación la escuchará y podrá aplicarse  debidamente en su preparación.

EXISTEN INTELIGENCIAS QUE INTENTAN ALECCIONAROS

Amigos míos, en un mundo dual es lógico que existan dos polaridades.

Unas que ejerzan una fuerza centrípeta hacia un posicionamiento y otras hacia otro del signo contrario. Por tanto, en este mundo dual no podemos evitar ese doble pensamiento que a la vez forma parte del equilibrio universal.

Tal vez existan, y de hecho existen ciertamente, inteligencias que no comprenden exactamente vuestro posicionamiento e intentan aleccionaros, a través de otros procedimientos, para efectuar ese salto evolutivo.

Pero existe, digamos, una determinada norma en la Confederación en la que debe respetarse el buen fin de vuestra raza en  el planeta Tierra, y únicamente podemos ayudar a los que plenamente están o son conscientes de ese desarrollo planetario.

Las otras entidades que justo porque no piensan de este modo no les está permitido ese acceso. Lo único que no podemos evitar, claro está, es la manipulación de vuestro pensamiento, y ahí si que os aconsejamos o sugerimos que tengáis muy en cuenta a través de qué canales o frecuencias sintonizáis en vuestros planteamientos, porque tal vez algunas de  ellas no cumplan los objetivos fijados plenamente por la Confederación.

ESTAMOS DANDO REFERENCIAS

Amigos, es un hecho que estamos para dar referencias, para enseñaros a aprender, no para que carguéis vuestro intelecto de fórmulas magistrales. Sino tan sólo apuntamos lo justo, lo suficiente, como para que vosotros lleguéis a consolidar vuestros propios arquetipos e ideas trascendentales.

De poco va a servir que nosotros hablemos de nuestro mundo, de nuestras experiencias, de nuestros viajes interplanetarios, de la consolidación de nuestras sociedades armónicas, de cómo evolucionan, todo eso poco puede servir para vuestro propio aprendizaje.

Sí, aquella idea, aquel mensaje, aquella definición sutilmente traspasada a vuestras mentes puede hacer posible que vuestras poderosas mentes, tanto o más que las nuestras, lleguen a una conclusión. Y ciertamente esa conclusión

nos va a llevar a todos a un mismo lugar: a pensar que estamos imbuidos de normas, de preceptos, de reglamentos, de credos, de pensamientos consolidados y masificados en un tema puramente material.

Y si realmente nos damos cuenta de que estamos prisioneros de esos mismos  conceptos y circunstancias, tal vez por nosotros mismos llegaremos a comprender que el desapego es lo más indicado para  empezar un nuevo contexto, una nueva vida, un nuevo pensamiento evolucionista.

Y en la determinación de nuestra vida diaria emplearemos todos nuestros recursos. Algunos les irá bien meditar, otros soñar, otros hablar, otros pasear, observar el campo, las flores, el sol, el agua, las montañas, otros jugar divertidamente con su familia, sus amigos, sus compañeros. En definitiva, cada uno encontrará su lugar apropiado para avanzar en la introspección. Y claro, si aparte de ello tenemos referencias, puede que este punto sea muy interesante dado los tiempos que corren.

Texto completo:

http://tseyor.org/biblioteca/libros/la-confederacion-de-mundos-habitados-de-la-galaxia.html

Nube de etiquetas