TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Entradas etiquetadas como ‘existencia’

La realidad y la ilusión – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 27

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

27. La realidad y la ilusión

 

LA PARTÍCULA COMO PENSAMIENTO TRASCENDENTE
Antes hablamos de la partícula y dijimos que la misma es inalcanzable en este plano tridimensional. Con ello, insinuamos que todo es una ilusión de los sentidos, una figuración, un teatro de la vida sabiamente representado, pero inalcanzable por cuanto es irreal. No es tangible. Y esto ¿qué quiere decir? Pues en realidad nos indica que estamos ante la visión estereotipada de una imagen virtual y, como tal, inalcanzable en todos sus aspectos. Aunque sin duda nos sirve para la experimentación. De la misma forma que nos sirven los sueños para ir aprendiendo de esta rocambolesca vida ilusoria, lo mismo sucede con la vida ordinaria, con esta experiencia vital dentro de la materia. Es en realidad una pura ilusión y a la que debemos darle únicamente su valor como puro aprendizaje. Pero nunca darle el valor fundamental que el caso requiere por medio de una vida espiritual. Puede entenderse fácilmente que lo que no sea un día entero, felices y sonrientes, es un día perdido. El termómetro que nos va a guiar por el transcurso de nuestra existencia es muy simple y se llama sonrisa, paz, tranquilidad, alegría, ilusión, imaginación. Si nuestro día es incierto, inseguro, si nuestra vida está alterada, si nuestros recursos energéticos están mermando a medida que pasan las horas y llegamos a la noche, al descanso, exhaustos, esto quiere decir que aplicamos muy pocas veces la autoobservación. Ved cuán fácil puede ser llevar una vida ordenada y al mismo tiempo evolutiva y de perfección. Es muy sencillo. Primero, lograr la alegría, la sonrisa, la expresión de júbilo, de felicidad y luego entrará de lleno en vuestra vida la capacidad para razonar, pensar objetivamente, y resultará la vida en sí como una experiencia grata y especialmente evolutiva. Podríamos hablar de algunas cuestiones acerca de la dinámica del movimiento ondulatorio, de la cuántica en el sentido del fractal y de la proporción, y llegar a conjeturar unas determinadas estructuras básicas de comportamiento molecular. Las mismas, pueden ayudarnos enormemente en nuestra labor diaria de observación interna, y por demás capacitadora, para llegar a comprender en realidad el objeto de nuestra existencia aquí y ahora. Debemos comprender que el aquí ahora, el presente, es lo único que disponemos: nuestro presente. Porque no existe pasado ni futuro. Es todo un presente eterno el que podemos modular adecuadamente y llegar a espacios insospechados de progreso y de perfeccionamiento.

Nube de etiquetas