Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como ‘grupo’

Cuento sanando las heridas de la Tierra

Cuento sanando las heridas de la Tierra

Tenemos un joven, que está caminando por fuera de una cueva, y esta  cueva representa una herida, una herida en el planeta Tierra. Esta herida está sangrante, se ve la lava correr por debajo de esta herida.

Y el joven pasa por delante de esta herida del planeta visible en el interior de la cueva, y siente un gran impulso interno, una necesidad imperiosa de hacer algo, de realizar alguna tarea. No sabe exactamente qué es, pero siente que tiene que hacer algo. Así que va a esta cueva donde se encuentra está herida del planeta. Y se le confirma, al entrar, que tiene que hacer algo.

Así que empieza a concentrar su energía, así como cuando creamos nuestra esfera azul, y le da forma de un tabique. Y pone todo su empeño, todo su corazón, y toda su energía, y todo su amor para hacer este tabique. Y lo pone allí en donde está esa herida del planeta Tierra, cumpliendo con esa necesidad interna que sentía en aquel momento de hacer algo.

Y el joven nunca se preguntó, ni le importo cuán grande es la herida del planeta, ni en cuanto tiempo le iba a llevar realizar esa tarea. Tan sólo dijo “no me puedo quedar con las manos cruzadas, tengo que hacer algo”. Internamente, ese era el llamado que sentía en su interior. Así que salía otra vez de la cueva.

Y cada día que pasaba, él sentía que tenía que hacer algo, así que cada día concentraba su energía, le daba forma de tabique, iba y lo ponía, y cada día lo ponía y lo ponía….

Y todas las personas que pasaban por allí, por ese camino, se le quedaban mirando. Muchos lo hacían de una forma extraña. Y alguno que otro, pasando mucho tiempo, se encontraba con alguna persona curiosa que le decía, “pero, ¿qué estás haciendo tú allí?”. Y él ya le contaba cuál era su plan, cosa que le llamaba mucho la atención a esta otra persona curiosa. Y ella le contestaba “bueno, te voy a acompañar”.

Entonces resulta que, un día, este joven va con otra persona, con un invitado, a poner su tabique. Le enseña cómo se hace la preparación de la energía y detalles… Darle el molde a la energía en forma de tabique. Y a partir de ese día van las dos personas y ponen un tabique en esa herida del planeta Tierra, y así van pasando los días…

Y a veces iban más personas curiosas, como esta que fue en aquella ocasión, pero resulta que tras estar poniendo el tabique durante un tiempo, se les quita la curiosidad, y ya nunca más regresan, no se les vuelve a ver por allí.

Otras veces, algunos ponían su tabique junto con el joven y se olvidaban. Solamente habían ido por curiosidad… pero ya habían dejado allí su impronta energética. Fueran muchos o pocos al joven no le importaba, cada día él iba, hacía su tabique  y lo ponía, con o sin acompañantes.

Paso más tiempo, hasta que un día, tuvo mucha suerte. Fue un golpe de suerte, pues al salir de la cueva, cuando preparaba su nuevo tabique, se encontró con una chica. Era una joven a la que le explicó cuál era su objetivo, como siempre había hecho con todas las personas, de forma muy paciente y sin cansarse. Porque él sabía cuál era su objetivo, pero no sabía qué tiempo le iba a llevar, aunque nunca se rendía. Nunca se rendía, y cada día iba y ponía su tabique.

Esta joven le comprendió perfectamente en lo que estaba haciendo, y le dijo “wow, que padre, pues yo también lo voy a hacer”.

Desde entonces ya teníamos a una pareja que, cada día, iban y ponían su tabique, iban y ponían su tabique. Sin cansarse…

Pasó más tiempo, e igual seguían yendo y viniendo personas curiosas, o incluso personas que intentaban estropearles el trabajo, escupiéndoles, maltratándolos, aventándoles piedras o diciéndoles “saben qué, ¡ustedes están bien locos!” y pasaban de largo.

Pero a ellos no les importaba. Cuando veían que en su lugar había manifestaciones de inconformidad, las hacían a un lado y volvían a hacer su tabique, y lo volvían aponer cada día, cada día…

Hasta que un día se encontraron, afuera de la cueva, a otra pareja que iba pasando por allí. Ellos comprendieron perfectamente su plan, su objetivo y se unieron a esta pareja inicial. Y cada día iban a poner su tabique de energía, cada día…

Y pasó más tiempo y así se hizo un pequeño grupo. Unas cuantas personas, elementos atlantes, que no podían ignorar esa necesidad interna, y cada día iban y ponían su tabique…

Resulta que paso mucho más tiempo, pero ya había un puñado de elementos, que con el tiempo fueron llenando ese hueco, esa herida del planeta, esa cueva.

Hasta que un día pusieron el último tabique, y ese día fue el día en que se sano completamente esa herida de la Tierra.

Y si viéramos la cueva desde fuera, veríamos que cada tabique colocado es de un color diferente, representando la diversidad de las personas que, aun cuando fuéramos tan distintos, fuimos colocando nuestro tabique.

heridas tierra 2 pant

El muro de colores representa la diversidad, que cada día se había unificado para conseguir la sanación de esta área del planeta Tierra.

Y había patrones de todos los colores que predominaban. Y el joven sabía exactamente cuál era su patrón, pero solamente él lo sabía. Y así también los otros hermanos que habían colaborado con él. Pero sabían que no tenían por qué andar diciendo “hey, este es mi color”. Tan solo en humildad y silencio, cada cual se sentía feliz, porque sabía que ese patrón de color que había predominante era el suyo.

Y había unos colores que predominaban más que otros, pero también había unas zonas, unas piezas que eran de un único color. Y que nada más se veían en ese punto, fundamental para sostener un pilar, lo que representa también que todos somos importantes, sin importar la cantidad de ladrillos que hayamos colocado, aunque haya hermanos que un día están aquí  y que al otro ya no, pero nos han dejado su ladrillito.

Y habrá otros hermanos que tengamos un color más predominante en esta cueva pero, igualmente, no hay por qué sentirse superiores, para nada. Todos somos iguales, tanto el que ha puesto un pequeño ladrillo para que se sostuviera un pilar, como aquellos que han colocado una gran cantidad de ladrillos energéticos.

Pues resulta que se terminó por fin de colocar el último ladrillo, con una diversidad de colores increíble. Y ese día se sanó esa herida.

Y entonces el pequeño puñado de hermanos que había conseguido sanar el planeta, empezó a colocar allí sus casas, y empezó a colocar sus granjas, sus alimentos.

Y resulta que en ese lugar era el único sitio en donde se respiraba aire limpio, había alimentos, tenían cobijo, casas, nunca les falto nada y todo siempre lo tenían. Así que allí se empezó a construir la primer sociedad armónica de este hermoso planeta Tierra.

Entonces resulta que la noticia se empezó a expandir por las zonas aledañas. Y un día pasaba otra persona por allí, otro curioso que fue y les preguntó “¿oigan, pero cómo lo habéis hecho para construir esto?, ¿cómo es que se les ocurrió?, ¿cómo consiguieron sanar una herida tan grande del planeta Tierra?”. Porque era una cueva enorme, enorme… que era de pensarse que llevaría años, o que sería imposible que una sola persona pudiera haber hecho algo para sanar esa herida. Las personas de fuera no podían entender, comprender, cómo fue que un pequeño puñado de personas había conseguido algo tan grande como sanar el planeta Tierra.

Y le fue contada la historia, y aquella persona que pasaba por allí, se quedó impresionada. Así que después fue y conto la historia a otro.

Y apenas sin darnos cuenta del otro lado del planeta Tierra, en otra herida del mismo, otro pequeño puñado de personas, de elementos atlantes, de hermanos que se conglomeraron para poder conseguir esa unidad, empezaron a construir entre todos, imitando al primer grupo que ya lo había conseguido, la sanación hacia el planeta Tierra, igual que se juntó este pequeño puñado y empezaron a sanarla.

Y sin apenas darnos cuanta ya había otro grupo que lo había conseguido, otro pequeño puñado de elementos.

Y así se empezó a esparcir la noticia por todo el mundo, hasta que, pasado un tiempo más o menos considerable, se veía que había varios núcleos, donde el planeta Tierra estaba perfectamente bien sanado.

Y las sociedades armónicas estaban en auge.

Notas:

* Entregado en por los HM del pulsar sanador de Tseyor en la nave durante un sueño/ extrapolación en Julio del 2013

Como nota personal: Esta experiencia me fue entregada porque en ese tiempo nos encontrábamos atravesando por unas duras pruebas de hermanamiento y unidad grupal, en aquel tiempo muchas ramas del castaño sucumbieron ante la tormenta, quedando únicamente las más fuertes y firmes en el sendero.

** El castaño es signo representativo del egregor de tseyor, y al hacer alusión a las ramas caídas, nos referimos a hermanos que decidieron abandonar el camino en tseyor para ir por otro que a su parecer era más adecuado, sin embargo nos dejaron su impronta energética con la cual seguimos construyendo nuestro camino. Ver Homenaje a ramas caídas del castaño

***El dibujo es una composición fotográfica (realizada con las fotos enviadas por nuestra hermana Predica  Corazon PM) en combinación  con una ilustración digital realizada por mi persona.

Anuncios

Sala meditaciones y talleres

Saludos, muchas gracias a todos por seguirme y ser pacientes, estuve terminando la universidad, dando charlas presenciales del grupo Tseyor en mi localidad (México DF) y organizando proyectos, así que durante este tiempo casi no tuve tiempo de publicar, pero ya estamos de regreso con nuevas publicaciones.

De momento les informo que también empezaré a publicar en inglés, ya que he recibido la petición y la invitación de varios hermanos para publicar en ingles  en diversas comunidades interesadas en el tema.  De esta forma algunos artículos aparecerá dos veces, una en español y otra en Ingles.  Y como siempre son bienvenidas vuestras aportaciones y comentarios.

También  les presento esta nueva sección meditaciones y talleres“, donde cada semana estaremos colocando nueva información y grabaciones de las sesiones con las publicaciones correspondientes  que irán apareciendo aquí como es habitual. Este es un espacio dedicado a las actividades en las reuniones de la “Sala Armonia de Tseyor” por online, vía Paltalk (software gratuito), Todos los Viernes a las 20.00 España, 13.00 México. Entrada abierta, libre y gratuita

*Téngase en cuenta que las fechas de las grabaciones que están entre parentesis, están por año, mes y día

Grabaciones:

Grabaciones:

22. Introducción a Filosofía Cuántica (140228)

21 Taller de prioridades IV . Autoobservación (140221)

20. Taller de prioridades III (140214)

19. Contactando con la réplica genuina (140207)

18. Taller de prioridades II (140131)

17. Taller de prioridades I (140124)

16. Los siete sentidos del ser humano (140117)

15. La verdad es adimensional (140110)

14. Vaciar odres (140103)

13. El espíritu de la Navidad (131220)

12. Epoca de caos y disolución. No mezclar (131213)

11. Cómo actuar. La actualidad. La meditación (131206)

10. La autentica realidad, Tipos de visión (131129)

Texto en Sala RTF
 Material Gráfico: 1. Como veo el mundo,  2. Tipos de visión                     3. Realidad Holografíca, 4. Proyección AD-3D

9. ¿Es posible quitar el velo? (131124)

Material Gráfico: 1 interdimensionalidad2. Circulo no se pasa.

8. Elementales de la naturalesa. Somos libres?  (131115)

7. Salto Cuántico? (131108)

Material gráfico aquí Replicas

6. Miedo a…. (131025)

5. El poder de la risa, el servicio y la obligación (131018)

4. La sanación, la divulgación y el servicio (131011)

3. Cuidar nuestras palabras, sentirnos uno, Taller 1- 7 (131004)

2. Cubo del flujo del pensamiento (130927)

Material de apoyo gráfico aquí

1. Introducción (130920)

Que tengan un feliz día y que el cosmos nos colme de Bendiciones

Apuesta AtlantePM

Muul GTI de Tseyor

puerta-abierta

Mensaje de la confederación para los tiempos finales Shilcars

Mensaje de la confederación para los tiempos finales Shilcars

El micro y el macro mundo – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 16

16. El micro y el macro mundo

“Aún y todo por lo aparatoso que pueda parecer el macromundo con toda su grandeza, tiene su concordancia con la parte más minúscula o micromundo”.

“El micromundo, parte de un principio infinito en el que a través de su correspondencia con el macromundo o mundo infinito en el macrouniverso, establece un puente de unión con el Todo Absoluto, desde sus respectivas posiciones en todos los puntos del espacio ondulatorio”.

Como es arriba, es abajo, como es adentro, es afuera, todo tiene una correspondencia sincrónica y sabiamente establecida para comprender el universo. Como micropartícula que somos, a través de nuestro ser interno podemos conectar con el macrocosmos, que a su vez contiene al micro. Cada partícula tiene infinitas posibilidades de aparición en x espacio tiempo[1] , pero sin importar en donde este, esta conexión permanece.

“Y esto significa contracción del espacio-tiempo a un nivel minúsculo, por su espacio microscópico e infinitesimal, llevando como consecuencia la necesaria expansión en el macromundo. Cuestión esta, que en física cuántica podríamos definir como espacio indeterminado. Y no sólo lo es, sino que además está sabiamente determinado”. Nada es casualidad, todo forma parte de un plan  mayor.

El macrocosmos se unifica contrayéndose en lo micro o espacio 0  (flechas verdes), para comprender los nuevos grados de comprensión alcanzados. Y se expande desde lo micro a lo macro o espacio 1, para diversificarse (flechas violeta), y dentro de esa diversificación, individualizar[2], obteniendo nuevas experiencias.

“Así, por ejemplo, el mismo efecto que ejerce una masa determinada de energía en estado denso: la materia que todos conocemos y que podemos tocar, acariciar, notar su temperatura…, esa música o melodía, que suena en nuestros oídos y que nos permite evidenciar un cierto grado de trascendencia en determinados momentos, no es mas que energía en un determinado estado vibratorio, y que puede repercutir favorablemente o no, en nuestro estado de ánimo”. (La materia es energía condensada).

“Estado de ánimo, en función siempre de nuestra receptividad. Mejor dicho, de nuestro sentido crítico u objetivo. Si la dificultad es extrema, los sentidos alteran todo un proceso objetivo produciendo distorsión, desequilibrio, confusión y muchas veces zozobra. Pero una buena autoobservación[3] nos va a procurar siempre la debida correspondencia con esos mundos internos.

“Entonces, la cuestión es muy sencilla si llegando a este punto empezamos a compenetrarnos con nosotros mismos y en la propia exposición de nuestras ideas o conceptos. Y la pregunta necesaria que deberíamos formularnos es si ante la evidencia física de un objeto inanimado y a través de la propia experimentación al nivel tridimensional podemos llegar a intuir en esa misma masa de energía, un cosmos o universo concreto, completo y fiel réplica de todo un macrouniverso”. ¿Si en lo más grande, logramos identificar y sentir el universo más pequeño?.

“Si la respuesta a ese interrogante fuese directamente resuelta a través de un razonamiento objetivo[4], nos daríamos cuenta de que cualquier punto del espacio material es fiel réplica del macrouniverso. Al igual que un espejo refleja la realidad de un objeto y miles y miles de espejos reflejarán miles y miles de veces la propia realidad del objeto reflejado, nuestro entendimiento objetivo puede relacionar fácilmente al macrocosmos y situarlo definitivamente en una porción digamos pequeña aunque relativa, de la capacidad y proporcionalidad intrínseca del macromundo”.

Todas las personas que nos rodean son fiel reflejo de nosotros mismos, todos somos espejos, y siendo reflejos o proyecciones, ilusiones, por lo tanto, dentro de un mundo ficticio y relativo.

“En este punto, podemos señalar y afirmar que cualquier porción de materia, un simple grano de arena, por ejemplo, contiene en su interior todo el macro cosmos. Y mi pregunta va mucho más lejos. Entonces, si lo que es arriba es abajo, por esa misma implicación razonativa puedo deducir que en un grano de arena existe el macrouniverso”.

“Me preguntaré a su vez y deberé recibir por respuesta, que si consigo los elementos necesarios para reducir mi estado atómico al micromundo, me ha de ser posible viajar a través del universo de un grano de arena. Viajar a través del inmenso universo holográfico de un grano de arena, para descubrir y dibujar un plano universal cósmico y la situación exacta de cualquier elemento situado a miles y miles de millones de años luz de distancia, con la misma precisión a como si en verdad fuera posible obtener un vehículo mecánico, que viajando a velocidades de ultra luz pudiese llegar al confín de cualquier galaxia de las miles de millones de galaxias que se establecen equitativa y proporcionalmente, y a través de una regla objetiva y perfecta en todo el universo”[5].


[2] Lo que a un individuo lo hace único, es su personalidad o ego.

[4] El que nace del ser y no de la mente.

[5] Teletransportación interna.

Monografía completa: http://www.tseyor.com/filosofiacuantica.pdf

Advertencia: Esta serie de entregas de la monografía de filosofía cuántica de tseyor fueron realizadas para la comprensión, y que libremente decidí compartir. Contiene textos tanto de tseyor como realizados por mi persona que no necesariamente pertenecen a tseyor pero que como Muul águila de Tseyor puedo realizar  con el debido permiso y asistencia de la confederación. Se recomienda discernimiento interno, ya que lo que hoy sirve, puede que mañana ya no. Apuesta AtlantePM.

Ideas

Ideas

De la adimensionalidad (fuera del mundo manifestado 3D, donde no se es) tomamos todo aquello que necesitamos (ideas),  estas bajan a través del filtro de nuestro mundo conocido, mente, aspectos físicos y psíquicos, para llegar al mundo dimensional 3D  y transmitirlo a los demás.

Todas las experiencias 3D que tenemos pasan por el filtro de nuestro mundo conocido, (mente, aspectos físicos y psíquicos), para llegar ala adimensionalidad  y retroalimentar al absoluto.

Las experiencias tridimensionales hacienden a través de nuestra conciencia.

Desde la adimensionalidad desciende el conocimiento y las experiencias que necesitamos para llevar este mundo 3D.

Para poder vaciar nuestros odres (mente) es necesario dejar atrás todo lo que en un momento nos sirvió,  y abrirse a lo nuevo, sin el lastre de lo viejo, ya que si el agua (conocimiento, conceptos, mudo conocido) no se deja fluir, esta se echa a perder, y dejándola fluir se mantiene una retroalimentación constante, que también se realiza cuando compartimos con nuestros hermanos todo lo que sabemos.

Solamente compartiendo todo, sin esperar nada a cambio, es como puede evolucionar la humanidad.

Nube de etiquetas