TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Entradas etiquetadas como ‘mente’

Pensamiento Unificado

“Así, nuestro pensamiento de introspección deberá ir dirigido siempre a la globalidad, al componente Unitotal, y esto, ¿qué va a significar en nosotros? Sencillamente va a representar que nuestros pensamientos, nuestras acciones, nuestro comportamiento, incluso aquí en este espacio tridimensional, será global, será con un pensamiento de unificación, y llegaremos como consecuencia de ello al hermanamiento. Al llegar a este punto en el cual el hermanamiento forma parte de nuestro pensamiento, es cuando realmente entendemos, el porqué la unión significa hermanamiento, el porqué desde la más pequeña partícula atómica de nuestro organismo, y del Todo, es, a su vez, correspondida y retroalimentada por el Todo”. Shilcars

Nota: En ciencia a esto se le conoce como “Teoría del campo unificado”

Como no entendía muy bien todo esto, y quería experimentarlo, pregunte y me contestaron los HM:

Pensar en beneficio, no de un colectivo, no de una nación, sino del cosmos. Nuestro pensamiento, comportamiento, palabras y acciones deben de ir enfocados a la universalidad.

Eso me llevo a la reflexión y me pregunte

¿Que he hecho por el grupo? Nación?[1]

R: investigar, indagar, entregarme al 100, enfocar todos mis trabajos y mi fuerza a eso, a favorecer la unión, la comunicación, la fluidez y la retroalimentación entre los elementos de mi nación, y expansión de amor y conciencia, favoreciendo el despertar.

Enfocándolo a lo universal

R: investigar, indagar, entregarme al 100, enfocar todos mis trabajos y mi fuerza a eso, favorecer la unión entre civilizaciones, mundos, multidimensiones, favoreciendo la comunicación, adaptación, fluidez, retroalimentación y expansión de amor y conciencia, favoreciendo el despertar universal.
Seguí reflexionando en cómo lo he aplicado y podría aplicar a partir de ahora

¿Cómo lo he ido realizando en lo particular?

Caminando, confiando, pensando, pidiendo desde el interior. Siempre traigo en mi pensamiento al grupo, a los hermanos.

¿Cómo realizarlo en lo universal?

Caminando, confiando, pensando, pidiendo desde el interior. Siempre traer en mi mente y mi corazón a la universalidad. Sabiendo que mis acciones repercuten en el universo.

Mi conclusión

Para poderlo realizar, tengo que conocer todo lo que engloba el universo y cada elemento de ser posible. Luz, vacío, nada y todo, micropartículas y buscar la forma de unirlos, interconectarlos a través del amor, tratándoles con respeto y sin mesclar. Ya que cada elemento por insignificante que pudiera ser es necesario para que todos crezcamos y evolucionemos equilibradamente, ya que el avance de una pequeña micro partícula es el avance de otra, ya que  empuja a otra a subir al siguiente escalón en la espiral evolutiva infinita cósmica.

Una muy buena aportación de uno de mis tutores y amigos del grupo (Sirio de las Torres)

Gracias Apuesta, por compartir tu trabajo y tu experiencia.

Permíteme añadir lo que me ha llegado al seguir tu pensamiento, que me ha gustado mucho. Y lo hago ensamblado con lo que siempre pensé al hablar de pensamiento unificado:
 
Este pensamiento parte de un anhelo por llegar a un determinado punto cuya solución es de interés común. Por lo tanto habrá unos pasos que son 1) exposición del asunto, 2) exposición de opiniones y posibles soluciones, 3) debate, 4) negociación -en la cual hay que saber ceder siempre en favor de llegar a la solución-, 5) redactado de la solución definitiva, satisfactoria para todos -que calificaríamos como de “dentro de lo que cabe para uno, pero ideal para todos”-.
 
Claro, si somos dos, es fácil confiar en el otro -nunca conoceremos bien al otro- y pensar que si se pone en marcha dicha solución, no aparecerán problemas a posteriori. Claro, aquí juegan factores egoicos encontrados y emociones positivas en favor de una solución, que hacen que a veces uno firmaría con los ojos cerrados. Si hay amor, hay confianza, que a veces es en exceso. Y de ahí los fracasos que ocurren a veces.
 
Si se trata de trasladar esta idea a un grupo, el grado de confianza disminuye, porque hay más incertidumbre. Aquí hay que empezar a hacer un esfuerzo para desapegarte de tu ego y ceder en favor de una solución que no ves clara. La confianza queda muy condicionada. Claro, siempre cabe la no implicación y la crítica posterior si las cosas no van como uno esperaba, incluso la salidad el grupo. Aquí juega, además, la expectativa de cada uno, que puede estar también muy fuera de una unidad. Porque lo de ideal para todos, ok, pero si no lo es para uno… aqui juega el grado de egoismo de cada uno, también.
 
Y si hablamos de un colectivo, del país, del mundo, del universo, el problema se amplía. Nos cuesta mucho prescindir de apegos personalistas y pensar en el beneficio universal. Pero sobre todo, pensando en que nuestras acciones repercuten en el universo, cosa que nos cuesta mucho acordarnos de tener en cuenta… en realidad no nos lo creemos mucho, sino, no seríamos tan egoistas que es equiparable a lo de pensar salirse del grupo. Pues serlo repercute igual de negativamente en el universo que en uno mismo. Por esto vamos como vamos. 
 
La única solución está en el amor. Si no se enfoca desde una base amorosa, cualquier solución fracasará. Y no puede ser un amor intelectual-racional, sino verdadero, de corazón, de aquel que nos mueve a decir siiii, prescindo de mi ego… de mi idea…, etc.
 
Besos
 Sirio

Otra buena aportación de Sublime Decisión La PM

Desde que entre a tseyor, lo primero que me lei fue un comunicado donde nuestro hermano hablaba  sobre la globalidad.

Donde nos decia que debiamos enfocar todos nuestros propositos a esta, y seria asi como lograriamos  alcanzar lo que nos propusiesemos, siempre pensando en un objetivo comun y trabajando desde la unidad que es lo que somos.Seguimos hablando de unidad, y algunos nos proponemos metas de alcanzar o  unir  hermanos.  Olvidando que esta unidad siempre esta siempre existe y lo unico que necesitamos es recordarlo.  Que no se puede semprar en parcela ajena. Que solo limpiando de yerbas nuestra propia parcela, lograremos sembrar y dar fruto.

Somos esa unidad, mas nos empenamos en pensar que no es asi.

Si cada uno de nosotros  anhelamos trabajar por esa unidad, hay que hacerlo  empezando por uno mismo,  desde el no pensamiento.

Si seguimos dandole fuerza a ese pensamiento de desunion  y repetimos una y otra vez que estamos  desunidos,   que sera lo que lograremos?

Se que hay  sectores de tseyor  en el mundo  donde se ocupa que  el pensamiento de unidad se propague. Mas  la tarea primera es la  unidad con uno mismo.

Si esta se consigue, entonces y solo entonces  lograremos  ser  cual verdaderos muul, propagadores de la energia amorosa que lograra el cambio en los demas sin mas, cual contagio amoroso.

Mi amor in crecendo para todos
Sublime decision la pm.

Comentarios recibidos en 

Sirio De Las Torres Una mente debe comprender Y DE HECHO COMPRENDE a la globalidad entera. Otra cosa es que seamos conscientes de ello, pues de momento nos quedamos con la creencia pendiente de comprobar. Y este e nuestro camino precisamente. 

Linda Mares – Sublime Decisión La PM:  Nos damos cuenta que se ha vuelto consciente, cuando empezamos a ver todo lo que existe en este mundo de ilusión como parte nuestra, como un escenario creado por nosotros mismos y trabajamos con el en nuestra retroalimentacion, cuestionándonos  por que esto se sigue presentando y repitiendo en mi escenario virtual? Por ejemplo. Todo tiene un propósito  nada es casual. Cuando lo comprendo y trabajo con ese escenario en mi propia parcela, que no es otra cosa mas que nuestro interior y limpio de hierbas y basura, entonces puedo sembrar bellas flores. Entonces, es cuando acepto con bondad y empatia a mi hermano y lo que me haya estado proyectando a travez de su espejo, desaparece. Hemos de sanar nuestro corazón, pues es en lo adimensional, donde la alquimia se realiza.

Lidia Moraga Yáñez – Calculo Tolteca PM:  la vida es tan simple que de simple no la vemos, porque como tenemos más de una neurona, cada una quiere tener la razón. Cuando no perseguimos la razón, ya está , entendemos que cada cual tiene su parte.

Linda Mares –  Sublime Decisión La PM: Por ello nuestro hermano Sirio habla de las creencias pendientes de comprobar. Cuando uno no ha comprobado en su interior, objeta todo lo que el otro expresa, le parece que el otro habla de algo distinto. Cuando uno comprueba en su interior, no lo hace, pues reconoce lo que es verdad, no importa como sea expresado. No es este el caso. Los tres nos expresábamos sobre el mismo tema.Solo nos completamos. Bendiciones y besos querida Calculo.

Sirio De Las Torres Así es, todo está en descubrir la unidad que somos.

Comentarios recibidos en 

 

TSEYOR

  • Mis queridas hermanitas y hermanitos de México  que gratos recuerdos de las convivencias de Monterrey donde con amor pudimos decirnos lo que nos gusta y lo que no nos gusta de cada uno de nosotros sin molestarnos ni incomodarnos,fue un taller de espejos aleccionador. Tsmbien demostramos lo que es convivir en hermandad, y que eso de la unidad de pensamiento tienen mucho que ver con el vivir en el aqui y el ahora, que es lo mismo que la autoobservacion y el adquirir consciencia. Especial
  • Gracias Apuesta Atlante pm……UNIDAD….. y esa unidad solo esta en nuestro silencio profundo……y desde alli se expande por los campos morfogeneticos sin distorsiónalguna… AMOR PLENITUD

Para cerrar

Y este nos une en un abrazo cósmico en el que da cabida a todo aquel que busca la verdad en su corazón.

Todos los signos convergen en este sol central, tal como está dibujado en la figura, que es muy válida. El sol siempre ha sido el símbolo de la Unidad. Todos los signos, cada uno converge en la Unidad, junto con todos los demás. Sirio

 


[1] A raíz de que en una intervención de Shilcars donde nos contesta diciendo que México es todo el mundo y que debemos de pensar en la globalidad.
Anuncios

Regeneración y vibración – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 26

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

26. Regeneración y vibración

 

Y pregunto, ¿cómo vamos a conseguir dicha regeneración y que nos permita multiplicar progresivamente nuestro estado vibracional, teniendo en cuenta que dicho estado no será modificado por deseo, técnica o mecánica alguna? Bastará con aplicarse en la creencia de la propia imaginación creativa que nos sustenta. Si sabemos que en determinadas circunstancias nuestra mente actúa de coordinador y sensibilizador de alteraciones cromosómicas, estaremos preparados para entender que la autorrealización del Ser, que la dignificación de nuestro estado evolutivo, dependerá única y exclusivamente de nuestro saber. Y, aunque de sabios es reconocer que no sabemos, en este principio estriba la necesidad de saber y de llegar a comprender, algún día, la importancia de un elemento como puede ser la propia vibración. Y, ¿qué entendemos o podemos entender por vibración? Necesariamente ese estado de plenitud, de paz, de sensación de felicidad, de amor, de alegría, de ilusión que a veces nos embarga. Esa paz que nos permite un estado contemplativo y sin interferencias de pensamiento alguno. Sensación que nos lleva a comprender la auténtica felicidad que proporciona un estado sin estado alguno. En la felicidad que puede proporcionar un estado absoluto de quietud. Algo muy difícil por cierto en las circunstancias como las que actualmente estamos viviendo y progresando. Sin embargo, también hemos de llegar a comprender que el cromosoma, como fiel institución de unos arquetipos previamente fijados por una ley inexorable, cual es la evolución universal, está contemplado asimismo por una reacción intermitente y, por lo tanto, en un espacio intermitente en el que a pesar de realizar una acción y reacción permite una extrapolación. En dicha extrapolación vamos a hallar el contenido real de la Nada. Y en el supuesto de llegar a comprender esa intermitencia, podremos experimentar la completa utilidad de nuestro pensamiento. Siempre referido a un pensamiento trascendente, que influye en el universo holográfico, generando en sí mismo una relación causa y efecto. Entonces la solución se brinda por sí misma: si establecemos la causa hallaremos un efecto y, por lo tanto, activando ciertas causas, originariamente en un espacio adimensional, podremos aligerar unos efectos o invalidar unos determinados efectos que, por ahora, inciden no positivamente. Así pues, habremos de llegar a un estado contemplativo o proceso de no pensamiento, en donde poder programar y reestructurar arquetipos.

Además, lo más importante si cabe es que mentalmente podemos navegar por un espacio adimensional, tan solo procurando establecer el debido equilibrio y equidad. Sin asomo alguno de deseo. Y tan solo anhelo por alcanzarlo. Como resumen de todo ello, decir que podemos llegar a divisar un horizonte clarificador si tenemos en cuenta tres aspectos: 1.- La autoobservancia de unas determinadas reglas evolucionistas, siempre desde el punto de vista adimensional o tetradimensional. 2.- Regeneración cromosómica y adeneística a través de un pensamiento trascendental. Inducción que vendrá dada por nuestro pensamiento puesto en un área adimensional, que va a procurar justamente la causa que derivará en un efecto tridimensional. 3.- Crear un nexo de unión con la espiritualidad. Que significa trascender un espacio a través de un pensamiento trascendente, en una esfera de conocimiento superior. Equilibrando, de hecho, todo un proceso tridimensional o físico, ya que de algún modo podría invalidar si este no fuera el caso, dicho proceso tetradimensional.

La partícula y el movimiento continuo – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 24

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

24. La partícula y el movimiento continuo

2.2.8. EL TODO EN UNA PARTÍCULA
La magnitud de la partícula atómica es universal y, por lo tanto, asequible en cualquier lugar del espacio-tiempo. La misma está en todas partes, y aunque no sea propiamente un hallazgo el detectarla, sí podemos transportar todo su contenido hacía esferas superiores de conocimiento3 y recibir su información. Ya que cada una contiene toda la información universal o macrocósmica. La situación de una partícula en el submundo no tiene una posición definida porque a su vez está en todas partes y en ninguna y, por ello, la información podrá recabarse en cualquier punto de ese mismo espacio adimensional. Claro que las directrices las dictamina el propio Fractal, inteligentemente diseñado y participado directamente por la Nada, lo cual quiere decir dirigido por el Todo. Es un suponer que en el movimiento continuo (física del movimiento continuo en ausencia de campos gravitacionales) no existe paralelismo lo suficientemente clarificador como para recomponer una estructura molecular fehacientemente. Estamos hablando de concepto relativo y por lo tanto impreciso. Aunque es posible llegar a magnificar todo este proceso si tenemos en cuenta dicha particularidad. Por eso es que la dinámica del movimiento se ha de ver coronada por una experimentación a un nivel íntimo, espiritual, en un concepto adimensional donde la masa tiene un significado relativo, por cuanto es el movimiento continuo el que va a marcar la pauta concreta y específica de un determinado proceso. Un proceso en el que hallaremos toda la dinámica superpuesta, pero que en el fondo nos indicará con precisión una realidad constatable y de hecho verídica. Como también es posible dictaminar todo un proceso macrocósmico en función de dichas coordenadas, porque no olvidemos que lo que es abajo es arriba y viceversa.

Así, en el contenido del multiverso que es el comprendido en todo el macrocosmos, hallamos una fórmula específica y concreta, cual es la Ψ2 dimanante de las coordenadas cuánticas, que se reproduce a modo de reflejo y a través de la yuxtaposición del Fractal. Que esto significa también la medición y verificación in situ de cualquier alternancia. Por Ψ2 4 me refiero a la yuxtaposición de los elementos. Las coordenadas cuánticas dictaminan un proceso en el que se unen los factores adimensionales con los tridimensionales y entonces hallamos simultáneamente la realidad concreta y la relatividad de un mundo tridimensional. Por ello no es preciso, a la vez de que no es posible, detectar la partícula pero sí recabar su información en cualquier punto o instante del espacio. Porque en ese punto equidistante en el que las partículas atómicas se encuentran, cualquiera de ellas recibe toda la información y, por lo tanto, cualquiera de ellas es asequible al Todo y por tanto, también, obtendremos de una sola partícula la información precisa. De esta forma podemos transbordar toda la información si únicamente tenemos presente realizar las debidas correcciones o parámetros adecuados con los que interceder en dicha información. Interceptarla, asumirla y comprenderla convenientemente para que la misma nos dé información detallada y precisa de todo un conglomerado casuístico, en este caso holográfico. Sepamos diferenciar convenientemente todas y cada una de las circunstancias que envuelven nuestro pensamiento, porque este nos va a llevar sin duda alguna hacia la comprensión del macrocosmos tan solo con la suficiente transparencia con que actuemos. Ello quiere decir que la mente se pondrá en funcionamiento y diligentemente obtendrá la información precisa y requerida en cuanto sepamos accionar debidamente el control preciso, tanto como para engullir de alguna forma dicha conocimiento. Imaginemos que el conocimiento es una bola, un cilindro y en este, en su interior, se halla toda la información precisa. Imaginemos a su vez, que somos un pez que engulle dicha bola y la digiere. Y pasa por los conductos adecuados hasta el cerebro, en el que se descodifica la información recibida. Información que habremos de asimilarla, completarla y utilizarla debida y adecuadamente en función de nuestro saber y comprender. Saber digerir una información que por otro lado está patente y es constante a nuestro alrededor, y en nuestro interior psicológico. Y discernir adecuadamente qué tipo de información nos llega, auscultándola debidamente, para que la misma active todo un proceso neuronal, enriqueciéndolo. Es como un telar que funciona sobre la base de unos hilos previamente superpuestos, que se alternan en una línea de puntos prefijada o diseñada. Tejiéndose una tela en la que van inscritos unos dibujos que previamente el teórico de tejidos habrá dispuesto. Es así como vamos a ir aprendiendo y asimilando la información. Una información que ya ha sido diseñada previamente por Quien debe hacerlo. Y únicamente se trata de saberla interpretar y descodificar adecuadamente. La descodificación estará en función de nuestro conocimiento y sobre todo de las intenciones que se lleven a cabo y, en especial, conociendo previamente las claves o resortes que nos van a permitir la debida descodificación e interpretación de sus símbolos. En el macrocosmos existe toda la información, así como en el microcosmos, como fiel reflejo del macrocosmos que es. Por lo tanto, nos va a ser mucho más fácil acceder a ese microcosmos, por cuanto es un mundo imaginario, un mundo subatómico, en el que se tiene acceso a través del pensamiento trascendente. Así pues, lo que es evidente es que nuestro pensamiento habrá de acceder a determinadas esferas o frecuencias vibratorias. No siendo un intruso sino un invitado privilegiado al que se le van a brindar todas las oportunidades y facilidades precisas, para que pueda aposentarse debidamente y asimilar conocimiento en función, claro está, de su comprensión. Es un hecho evidente que el ser humano de vuestro nivel está preparado para asimilar mucho más conocimiento del que posee, y solo es preciso saber adornar el proceso mental adecuado con que acceder a dicha esfera de conocimiento y descodificarlo. Descodificar o descifrar un mensaje que por alguna razón es inteligible en una determinada intelectualidad o conocimiento preestablecido. Ello no quiere decir que el mensaje en sí, la información equivalente, no pueda traducirse debidamente y entenderse. Hablamos de un nuevo lenguaje, de un nuevo idioma, pero no de una nueva idea o concepto. Porque no estamos tratando de crear nuevas ideas o conceptos, sino que nos referimos a interceptar, interpretar, descodificar, traducir a un nivel intelectual, toda una información que se halla depositada adecuadamente en un nivel determinado y en el que es posible a través de una mente intelectual del nivel humano al que nos estamos refiriendo, llegar a sopesar dicha información y asumirla. Asumir una información que carece de cualquier interés interpretativo y no persigue otro objetivo que el de clarificar parcelas del pensamiento. Estudiar a fondo la dinámica humana y trasladarle a su nivel la información que precisa. Estamos en unos momentos clave de la formación psicológica. Estamos en unos momentos en los que se deben aprehender unas determinadas cuestiones que van a hacer posible que el ser humano pueda acceder a esferas de conocimiento superior. Porque ahora es el momento. Ahora es el estado ideal para ello. Estado ideal, porque las energías cósmicas, la confluencia de determinadas áreas energéticas cósmicas, están propiciando el acercamiento de mentes de vuestro nivel hacia un grado superior de conocimiento. Lógicamente no es posible evolucionar al nivel humano que estamos preconizando, por medio de un intelecto que acaso está sumido en un mar de angustia o tribulación. Porque tal estado se deberá a procesos de malformación de tipo mental, debido a errores psicológicos que marcan, limitan y barran cualquier actitud positiva evolucionista. No estamos hablando de un desarrollo material, ni de superpoderes, ni de clarividencia, ni de audiovidencia… Estamos hablando de una información que debe llegar hasta vuestra mente, y vuestros sentidos deben conformarla para asumir un nuevo planteamiento cósmico y planetario. En definitiva, se tata de domesticar adecuadamente las alteraciones mentales que vuestro pensamiento pueda producir dadas las actuales circunstancias planetarias y cósmicas. Y debidamente conformados en esa área de plenitud, de contemplación, de tranquilidad, esperar la información debida de un conocimiento superior. Que ello no quiere decir renunciar a nada ni a nadie, sino tan solo adquirir el conocimiento preciso. Porque con el mismo podéis tratar de aventajaros en este transcurso existencial hacia derroteros mucho más amplios de conocimiento, y como tales de comprensión.

 

3 En la micropartícula de nuestro propio pensamiento se halla todo el conocimiento, bastará extrapolar nuestro pensamiento para acceder a dicha información.

4 En la descripción de un átomo en el contexto de la mecánica cuántica, se sustituye el concepto de órbita por el de orbital atómico Un orbital atómico es la región del espacio alrededor del núcleo en el que la probabilidad de encontrar un electrón es máxima. Cada orbital tiene asociado un valor de Ψ2 y un cierto valor de energía.

La abiótica y el pensamiento – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 15

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

15. La Abiótica y el  pensamiento

 

El factor adverso de la relación abiótica es, desde luego, una relación natural y consustancial con los elementos, pero en realidad se necesita ese desconocimiento y esa ausencia para facilitar en un futuro la comprensión. La propia necesidad obliga a una adaptación de los elementos puestos en cuestionamiento, y me preguntaréis, ¿cómo podemos averiguar lo que no sabemos y más aún lo que desconocemos que no sabemos? Y ahí está la gran cuestión a resolver. Hemos de ir averiguando aquello que no sabemos y que aún y todo desconocemos que exista. Sabemos muchas cosas, pero precisamente estas que ya sabemos no las necesitamos. Necesitamos saber aquello que aún ni sabemos que exista, pero que indudablemente necesitamos para la evolución de nuestras personas, como seres humanos conscientes pertenecientes a un nivel muy superior, pero que indudablemente está limitado por una relación causa-efecto, con ingredientes abióticos producidos por la propia evolución de un sistema primario, en el que predomina el desconocimiento como norma natural de crecimiento y de evolución. Entonces es preciso preguntarse cómo acceder a determinados conceptos, a determinadas cuestiones ignoradas, que ni sabemos que existan y que tampoco sabemos que debemos necesariamente conocer. Y ahí está la gran cuestión a resolver: se trata de pensar, de imaginar, de crear en nosotros, en nuestro pensamiento, en nuestra mente, aquellos ingredientes que aun no sabiendo que los necesitamos, y menos que existan, debemos posibilitar su presencia activa. Una mecánica que funciona, una mecánica natural y mental, por supuesto, que acciona determinados elementos desconocidos, pero que deben ser conocidos y autenticados y asimilados convenientemente para el debido desarrollo intelectual y neuronal de nuestras personas. Es la razón del pensamiento.

El pensamiento es energía. Es, por tanto, un elemento del mundo o perteneciente al mundo tridimensional que nos posibilita la relación, la creación y la generación de elementos, ideas o cuestionamientos que hacen posible la evolución de dicho pensamiento hacia esferas trascendentales. Pensemos que el pensamiento piensa y por lo tanto crea pensamiento. Y este pensamiento debe abonar una semilla que al mismo tiempo generará un nuevo pensamiento, fruto de un pensamiento pensado. Pensemos en la relación causa y efecto. Pensemos en la relación del propio pensamiento puesto en un pensamiento desconocido y a la vez necesario. Pensemos en la posibilidad de crear nuevos pensamientos, que quiere decir energía suficientemente inteligente como para modificar estructuras mentales y cimentar ciertos procesos neuronales que llevarán consigo un enriquecimiento neuronal y por lo tanto vibracional. No es posible llegar a comprender aquello que no se sabe, aquello que se desconoce, aquello que no existe en nuestro pensamiento. Pero sí es posible llegar a dilucidar con toda precisión aquello que mueve, que motiva, que ilumina, que clarifica y, en definitiva, aquel elemento que nos hace vibrar en una emoción determinada, que ello significa llevar consigo una melodía o nota determinada.

Por eso hemos de trabajar en un proceso de elucubración, sí, pero de una imaginación o ilusión concreta que nos va a permitir llegar a dilucidar y a vislumbrar una realidad concreta y por demás amplia en conceptos y nuevos arquetipos.

Ciertamente un pensamiento pensado es un pensamiento absoluto y, por lo tanto, existente en la Nada. Lo cual significa la perfección absoluta. Así pues en ese recorrido, en ese pensamiento de perfección, iremos calibrando eficazmente cada uno de los resortes del pensamiento que va a llevarnos a la conformación de un mosaico global, y en el que incluir nuestro propio pensamiento, que ha sido fruto de un pensamiento pensado y, a la vez, creado por nuestra propia imaginación, que en el fondo es imaginación perteneciente a un mosaico global y, por lo tanto, ya pensado. Por ello es conveniente reconocer la intensidad del pensamiento en cada momento e instante, puesto que la vibración que le asignemos en cada uno de estos momento e instantes, nos va a proporcionar el elemento necesario con que adornar ese pensamiento creativo o nuevo pensamiento pensado. Y única y exclusivamente a través de la propia necesidad del pensamiento, incluido este en un mosaico global, vamos a identificarlo como propio y a proporcionarnos un espacio creativo y a formar parte consustancial de la realidad absoluta. Sin otro condicionamiento que la perfección absoluta y concreta del mismo pensamiento, elaborado, pensado y generado a través de un pensamiento pensado.

Incógnitas, la interrogación como medio para la comprensión – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 14

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

14. Incógnitas, la interrogación como medio para la comprensión

EL PRINCIPIO DE INDETERMINACIÓN
Como continuación del tema anterior, decir que poco a poco iremos ampliando conceptos un poco más complejos si cabe. Conceptos básicos con los que poder luego incorporar nuevas matizaciones y llegar a comprender un poco más el significado de la vida, de la muerte física y cómo no, de la trascendencia. En cuántica es un hecho constatable que nada puede comprobarse fehacientemente. Ahí está la paradoja. Podemos comprobar que no sabemos, sabiendo a ciencia cierta que no sabemos. Y si podemos comprobar que no sabemos, sabiendo a ciencia cierta que no sabemos, ahí está un principio de indeterminación que puede llevarnos hacia aspectos más interesantes para la comprensión debida de todo el enunciado cuántico. Así, si no sabemos exactamente lo que en realidad significa la propia verdad del Universo, pero intuimos que no sabemos, esto nos da a entender claramente que hemos de proseguir en nuestras investigaciones, en nuestros trabajos de estudio, de análisis y de comprensión. De esta forma conseguimos acelerar nuestro intelecto a un nivel neuronal, y recabar información en parcelas que hasta ahora habrán podido estar ausentes de un mecanismo especial cual es la interrogación. Es bien cierto que cuando no se entiende una determinada cuestión, intrínsicamente se lleva a cabo una reacción que, supeditada a la razón y a la comprensión, lleva implícita un esfuerzo energético que procura activar ciertos mecanismos mentales, y que conducen lógicamente tarde o temprano a la clarificación de ideas. Es por eso que en cuántica podremos hablar de un conocimiento desconocido, de una relación causa y efecto inexistente, pero en el fondo esa misma causa-efecto inexistente, va a crear una necesidad y una posibilidad de existencia real en un mundo irreal, por cuanto la dualidad lo es, pero gracias a ella nos va a situar en una esfera superior de conocimiento y, por lo tanto, más completa y compleja en realidad conceptual. Por eso es interesante que meditéis debidamente mis palabras, no por el valor en sí de las mismas, sino por su valor intrínseco y precisamente por lo que no dicen. Diseccionarlas e intentar comprender y asimilar más allá de las mismas, eso es, llegar a interpretar debidamente mis ideas. Desgraciadamente, a un nivel consciente no todas las ideas llegan a quedar plasmadas de una forma clara y diáfana, en un sentido que puedan luego ser trasladadas a otros niveles de comprensión. En realidad lo que se dice es lo que hay, lo que se entiende. Y de lo que se trata es de llegar a comprender lo que no hay y por lo tanto se desconoce.

Ideas

Ideas

De la adimensionalidad (fuera del mundo manifestado 3D, donde no se es) tomamos todo aquello que necesitamos (ideas),  estas bajan a través del filtro de nuestro mundo conocido, mente, aspectos físicos y psíquicos, para llegar al mundo dimensional 3D  y transmitirlo a los demás.

Todas las experiencias 3D que tenemos pasan por el filtro de nuestro mundo conocido, (mente, aspectos físicos y psíquicos), para llegar ala adimensionalidad  y retroalimentar al absoluto.

Las experiencias tridimensionales hacienden a través de nuestra conciencia.

Desde la adimensionalidad desciende el conocimiento y las experiencias que necesitamos para llevar este mundo 3D.

Para poder vaciar nuestros odres (mente) es necesario dejar atrás todo lo que en un momento nos sirvió,  y abrirse a lo nuevo, sin el lastre de lo viejo, ya que si el agua (conocimiento, conceptos, mudo conocido) no se deja fluir, esta se echa a perder, y dejándola fluir se mantiene una retroalimentación constante, que también se realiza cuando compartimos con nuestros hermanos todo lo que sabemos.

Solamente compartiendo todo, sin esperar nada a cambio, es como puede evolucionar la humanidad.

EL ÁTOMO – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 7

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

7. EL ÁTOMO

UN SEXTO SENTIDO

El átomo cumple una función específica, como es la de dar imagen y volumen, y por lo tanto simbolismo, a una configuración esquematizada de un pensamiento. El pensamiento se reviste de ideas centralizadas en un contexto común, cual es una configuración física y psíquica que permita elaborar las ideas y tratarlas adecuadamente en un contexto tridimensional para averiguar la formación de dichas ideas y conectarlas con una experiencia común a un nivel adimensional. Cuando la realidad traspasa la tridimensionalidad y se proyecta un espacio adimensional, el espectro lumínico queda limitado en función de nuestra propia capacidad psicológica y mental. Entonces es preciso activar ciertos resortes que permitan magnificar dicho proceso y llevarlo a un conocimiento profundo de unas estructuras basadas en la comprensión de determinados conceptos. Uno de ellos puede ser la traslación mental. Otro, el concepto espacio-tiempo intermedio entre un espacio adimensional y otro dimensional. En especial, la transfiguración repercute momentáneamente en un espacio adimensional, debido a que las limitaciones físicas y psicológicas de determinados individuos no permiten esa confrontación de pareceres a un mismo nivel. Dicho de otro modo, las limitaciones propias de vuestro estado psicológico no permiten contrastar ideas provenientes de otros niveles superiores.

 

Nube de etiquetas