Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como ‘pequeño’

CUENTO DE CHRISTIAN Y LAS 12 ESFERAS DEL UNIVERSO

CUENTO DE CHRISTIAN Y LAS 12 ESFERAS DEL UNIVERSO

Shilcars, 331, 3-9-2010.

Primer actoesferasluz

Y ya en este punto, querría además hacer una breve incursión en el “Cuento del pequeño Christian”, cuando en su última presencia nos pedía 12 voluntarios más para una nueva aventura cósmica.

Ahora, en este Primer acto, de esta Segunda parte, el pequeño Christian aparece de la nada en un orbe, y crea a su alrededor un mundo.

Un hermoso mundo, blanco, purísimo, con un cielo azul maravilloso, diamantino. Y convoca a todos para invitarles a una nueva aventura.

Y en esa nada oscura, negra, nada absoluta que antes había o existía, y que ahora se ha transformado en un bello mundo gracias a la participación y a la capacidad creadora de nuestro pequeño Christian, empiezan a aparecer cientos, miles, cientos de miles de orbes, de pequeñas burbujas, simpáticas burbujas alrededor del pequeño Christian, y se transforman en seres humanos, en atlantes de toda condición y forma.

Alrededor del pequeño Christian, reconociéndolo como el Gran Maestro, ya todos reunidos, se prestan a oírle. Saben que cuando son convocados algo importante se está pergeñando, algo se prepara.

Light circles

Christian les habla.

Y les dice: -Hermanos, os he convocado para una aventura, una próxima aventura cósmica, y para ello necesito 12 voluntarios. Un voluntario para cada una de las esferas de este cosmos holográfico cuántico, de las 12 esferas de nuestro universo.

Esos doce voluntarios, cada uno de ellos representará a una parte, a una doceava parte de este universo. Por lo tanto, cada uno de vosotros representaréis a una doceava parte del universo. Y los 12 lo representaréis en su globalidad.

Voy a indicaros ahora el perfil de cada uno de esos 12 voluntarios, y entre vosotros escogéis aquel que más os parezca que se ajusta a vuestracapacidad y que mejor podéis cumplir.

Así que la elección de vuestro papel, en esta próxima aventura cósmica, os lo dejo a vuestro libre albedrío.

 

1puente

 

Veamos, pues, el primer perfil. Vamos a necesitar un elemento que sepa contrastar debidamente esos dos mundos. Para que pueda transmitir, debidamente también, la  información requerida para llevar a cabo la misión en ese mundo dual. Un mundo en el que se precisa un cambio de estructuras muy importante.

Un mundo, además, que todos vosotros conocéis, y muy especialmente los que de alguna forma, en origen, engendrasteis allí la sabia réplica genuina de vuestro quehacer. Este mundo se llama Tierra, así se le conoce.

Pues bien, en este primer perfil vamos a necesitar un elemento que pueda unir esos dos conocimientos. Pero ese perfil, solo, no podrá hacer nada si no viene ayudado y auxiliado por el resto de los elementos de las esferas. De esas once esferas restantes que conforman, como he dicho, nuestro universo.

 

2torres 2 med

 

Así, para acompañar debidamente este proceso, el perfil 2, será menester dotarnos de un elemento que una vez haya recogido la información transmitida a través del 1, sepa ordenarla, salvaguardarla, protegerla, claro está y, atento a su impronta, la refuerce adecuadamente con su poderosa fortaleza.

 

Como es lógico, vamos a seguir con el tercer perfil que se precisa para que esos voluntarios cósmicos puedan hacer su labor adecuadamente.

 

 

3arbol castaño

El tercer perfil se basará en la capacidad de enraizar convenientemente la información preservada por el perfil 2 y a su vez transmitida por el 1 y, a través de sus simientes, haga que sus ramas crezcan robustas y puedan ofrecer el fruto adecuado, propio del árbol de la vida.

 

Con esos tres elementos iniciales, originarios, evidentemente crearemos una Tríada y esta generará la necesidad del auxilio del resto de las esferas que van a participar como voluntarios.

Sabiendo, de antemano, que esos 12 voluntarios se irán renovando para dar paso a que todos puedan formalizarse debidamente en la cuestión, y puedan, a su vez, cerrar posteriormente un ciclo muy importante en su formación.

Además, la incorporación en ese mundo, en ese planeta Tierra, lo será como seres con cuerpo físico y con la posibilidad de fundirse con la masa y multiplicarse. Y sin otra capacidad que los distinga de cualquiera de los elementos o individuos habitantes en dicho planeta.

 

4Cubatext cubo 5d

 

Del cuarto perfil, claro, vamos a necesitar a aquel que cubra con su manto cósmico todo el entramado. Y, al cubrirlo, participe y coparticipe para que nadie quede fuera, al menos en lo posible, de dicha protección.

 

 

 

 

camello andando

5

 

El quinto elemento o perfil será aquel capaz de andar por los pedregosos caminos de un desierto, buscando ese otro camino, guiando además y protegiendo, al colectivo.

 

 

 

 

conecciones conecticut

 

6

El sexto perfil requerirá de un elemento, sumamente preparado, que sabrá conectar adecuadamente con todos los elementos. Informándoles debidamente, poniéndoles al día y respetando muy mucho el planteamiento psicológico de todos. Sabiendo, además, que no todos los planteamientos habrán de ser los correctos. Iluminará en lo posible su parcela psicológica y mental, y dejará fluir.

 

 

 

 

moderador debate

 

7

El séptimo perfil que se precisa es aquel que pueda conectarse a través del lenguaje, que participe en los debates y, con su influencia, pueda dar validez a ciertos puntos de vista, no siempre concordantes.

 

 

 

Alce guerrero guardian  luz

 

 

8

El octavo perfil irá directamente asignado a aquella parte tan necesaria como es la de “limpiar”, proteger de dogmas y pensamientos que puedan inducir a confusión. Con su talento, descubrirá a los farsantes y con tiento les ayudará a encauzar sus planteamientos y, si es menester, corregirlos.

 

 

 

 

escultor pigmaleon

 

9

El noveno perfil cuidará de la imagen del colectivo, mejorará la imagen en el fondo y además en la forma. Modelará con sus manos y su buen hacer todo aquello que pueda embellecerse y, claro está, mejorarse. Y cuidará de que no sufra interferencias ajenas.

 

 

 

 

Salud medicos

 

10

El perfil número 10 cuidará de la salud física y mental de sus congéneres, de todos los elementos atlantes que acudan en su ayuda, y la prestará con todo su amor. Y lo más importante, los demás verán en ese perfil una salvaguarda y les infundirá confianza. Y los elementos así, con dicha confianza, andarán mucho más seguros. Y a su vez infundirán confianza en los demás.

 

 

 

templario monje guerrero

 

11

El perfil número 11, que en sí contiene dos veces al uno, por su responsabilidad como guerrero además, por su condición de doble uno como monje y guerrero a la vez, protegerá con su espada a todo el colectivo. Erradicará las malas hierbas, limpiará el camino. Propiciará la unidad; evitará el resquebrajamiento. Y el poder de su espada lo pondrá al servicio del colectivo. Una espada que ha de rescatar de las tinieblas a todo el conjunto que le habrá sido encomendado. Y cuidará muy especialmente de que en su bolsa nunca existan más de 30 monedas.

 

 

 

cosmos madre

 

12

Y finalmente, para cerrar las 12 esferas, el perfil 12 cuidará de que en su regazo se ubiquen todos los elementos. Con su amor desinteresado les protegerá, les animará, y les facilitará esa ayuda maternal que todos necesitamos en este mundo dual.

 

Christian continúa con su disertación. Información que todos asumen como propia, porque saben que aunque no actúen directamente, sí de alguna forma actuarán, porque en la representación de los demás están ellos mismos.

 

Reconocen que es una misión difícil, pero son valientes. Saben que se juegan muchísimo porque se les invita a participar en una aventura cósmica olvidando temporalmente su procedencia.

Saben que se van a sumergir en un mundo confuso, disperso, y que tendrán que esforzarse por cumplir sus compromisos fielmente.

Saben que no van a gozar del poder creativo que ahora tienen.esferas luz

Saben que van a despojarse de todo su poder y que van a imbuirse en un mundo oscurantista.

Pero saben, además, que la aventura y el riesgo valen la pena, y que para eso están, para la aventura cósmica.

Así que, continúa Christian: -En vuestras manos dejo la distribución de los perfiles, y en vuestra buena elección confío. Y espero que esto se prodigue, que hagáis un buen trabajo de simiente. Y hasta ahora mismo.

Aquí acaba un primer acto, de esta segunda parte del “Cuento de Christian”. El mismo consta de cuatro actos, y hoy he relatado este primero. En próximos días continuaremos.

 

 

http://tseyor.org/biblioteca/libros/los-cuentos-de-tseyor.html

*Imágenes tomadas de Internet, Si hay algún problema en que aparezcan aquí favor de informarnos y la misma sera reemplazada.

Anuncios

Visible e invisible – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 22

22. Visible e invisible

“Así en el alerón de esa participación visible, podemos estudiar, comprender y recabar información. Obviamente, dicha información siempre estará falta de la debida compenetración, por cuanto vamos a estudiar un componente mixto (adimensionalidad y dimensionalidad) en base de una realidad visible y, por lo tanto, una parte que no lo será y, por lo tanto, la medición o el cálculo será imperfecto. Y como tal imperfección, subjetiva y no menos inexacta, debido precisamente a esa parte invisible, que proporciona, digamos, la mayor cantidad posible de información”. Otra cosa es que nosotros podamos decodificar adecuadamente dicha información a nuestro nivel.

“Entonces, en todos estos supuestos cabe preguntarnos si verdaderamente podemos llegar algún día a reconocer dichos estadios y participar plenamente de ellos, de su comprensión, de su entendimiento, de la asunción total de sus componentes”.

“Y preguntaría, a su vez, si es posible llegar a un proceso intelectual de tal envergadura que nos permita conocer en todo momento, en todo lugar y en toda situación –si verdaderamente importa- que la masa conocida como materia, con su volumen correspondiente, aplicado en un espacio vacío, en este caso concreto la Nada, que indudablemente tiende a participar de todo un componente cósmico y macrocósmico, si es posible como digo, llegar a entender y a participar de su total contextura y adivinar en un breve instante de tiempo su grandiosidad, dentro de su grandiosa pequeñez”.

“De hecho, sí es posible llegar a comprender lo más pequeño en función de nuestro pensamiento. Lo que es más difícil de llegar a comprender es que en lo más pequeño exista una forma de vida similar a la que tenemos por costumbre instaurar en nuestra existencia. Por eso, debemos preguntarnos si realmente en esa microporción de materia que pueda hallarse en un átomo cualquiera, existe la posibilidad de recrearse en unos mundos o universos en los que, proporcionalmente a su tamaño, puedan existir universos, galaxias, planetas, estrellas o soles, en la misma proporción, y capacidad y magnitud y potencia generativa”. Como es en lo macro, es en lo micro, como es afuera, es adentro, por ello que el universo es infinito[1].

“Entonces, ahí tenemos dónde poder indagar, estudiar, aplicarnos en la debida correspondencia intelectiva y llegar a solucionar tan grandes dilemas: la propia existencia, la propia vida y la propia recurrencia en determinados instantes del tiempo y espacio que, como es natural, serán relativos en todas sus magnitudes”. Sabiendo que la realidad manifestada y el tiempo es ilusión, y a la vez el tiempo es eterno, por lo que voluntariamente nos podemos situar en cualquier punto del tiempo, desde el no tiempo, y experimentar cualquier punto las veces que así lo decidamos, viviendo en el tiempo de la eternidad, donde nuestro ser siempre es, desde nuestra replica genuina.

“En ese contexto, podemos añadir que la frecuencia vibratoria de las almas, si podemos decirlo así, no obedece a causa alguna de planteamientos adimensionales, porque en definitiva, ni la propia adimensionalidad puede procurar un concepto absoluto”. Ya que en la misma adimensionalidad estamos separados de lo absoluto, al manifestarnos cada uno como individualidades, aunque el mismo absoluto se manifiesta en cada uno de nosotros.

“Por eso es imprescindible que en nuestro navegar del pensamiento, podamos interferir ciertas frecuencias vibratorias que puedan llevar al traste con conceptos racionalistas y deterministas”. Ya que lo finito y limitado, jamás entenderá lo infinito, aunque en nuestra búsqueda, si nos salimos de lo  limitado, determinado, visible, preconcebido, y entramos en el campo de las infinitas posibilidades podemos captar esas otras “realidades” menos limitadas que las nuestras.

“En otra ocasión veremos cómo se componen los diferentes estamentos vibracionales al nivel de dimensiones, y cómo en un mismo espacio tridimensional, pueden coexistir diferentes razas y formas de pensamiento, aligeradas, claro está, por el peso específico de la vibración, en consonancia con cualquiera de esas intelectualidades a un nivel, digamos, interpuestas doblemente por el mismo circuito impreso, que a cada selección natural se le ha aplicado, en condescendencia con su nivel vibratorio o de objetividad”. Somos simbiones con las distintas formas de vida que coexisten con nosotros en nuestro propio sistema, en nuestro mundo, y todas ellas afectan el desarrollo de todo el conjunto englobado en el mismo sistema de funcionamiento, en el mismo mundo, y lo que se pretende es que todo el sistema se armónico, para su correspondiente evolución.


[1] Ver “micro y macro mundo

Monografía completa: http://www.tseyor.com/filosofiacuantica.pdf

Advertencia: Esta serie de entregas de la monografía de filosofía cuántica de tseyor fueron realizadas para la comprensión, y que libremente decidí compartir. Contiene textos tanto de tseyor como realizados por mi persona que no necesariamente pertenecen a tseyor pero que como Muul águila de Tseyor puedo realizar  con el debido permiso y asistencia de la confederación. Se recomienda discernimiento interno, ya que lo que hoy sirve, puede que mañana ya no. Apuesta AtlantePM.

El micro y el macro mundo – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 16

16. El micro y el macro mundo

“Aún y todo por lo aparatoso que pueda parecer el macromundo con toda su grandeza, tiene su concordancia con la parte más minúscula o micromundo”.

“El micromundo, parte de un principio infinito en el que a través de su correspondencia con el macromundo o mundo infinito en el macrouniverso, establece un puente de unión con el Todo Absoluto, desde sus respectivas posiciones en todos los puntos del espacio ondulatorio”.

Como es arriba, es abajo, como es adentro, es afuera, todo tiene una correspondencia sincrónica y sabiamente establecida para comprender el universo. Como micropartícula que somos, a través de nuestro ser interno podemos conectar con el macrocosmos, que a su vez contiene al micro. Cada partícula tiene infinitas posibilidades de aparición en x espacio tiempo[1] , pero sin importar en donde este, esta conexión permanece.

“Y esto significa contracción del espacio-tiempo a un nivel minúsculo, por su espacio microscópico e infinitesimal, llevando como consecuencia la necesaria expansión en el macromundo. Cuestión esta, que en física cuántica podríamos definir como espacio indeterminado. Y no sólo lo es, sino que además está sabiamente determinado”. Nada es casualidad, todo forma parte de un plan  mayor.

El macrocosmos se unifica contrayéndose en lo micro o espacio 0  (flechas verdes), para comprender los nuevos grados de comprensión alcanzados. Y se expande desde lo micro a lo macro o espacio 1, para diversificarse (flechas violeta), y dentro de esa diversificación, individualizar[2], obteniendo nuevas experiencias.

“Así, por ejemplo, el mismo efecto que ejerce una masa determinada de energía en estado denso: la materia que todos conocemos y que podemos tocar, acariciar, notar su temperatura…, esa música o melodía, que suena en nuestros oídos y que nos permite evidenciar un cierto grado de trascendencia en determinados momentos, no es mas que energía en un determinado estado vibratorio, y que puede repercutir favorablemente o no, en nuestro estado de ánimo”. (La materia es energía condensada).

“Estado de ánimo, en función siempre de nuestra receptividad. Mejor dicho, de nuestro sentido crítico u objetivo. Si la dificultad es extrema, los sentidos alteran todo un proceso objetivo produciendo distorsión, desequilibrio, confusión y muchas veces zozobra. Pero una buena autoobservación[3] nos va a procurar siempre la debida correspondencia con esos mundos internos.

“Entonces, la cuestión es muy sencilla si llegando a este punto empezamos a compenetrarnos con nosotros mismos y en la propia exposición de nuestras ideas o conceptos. Y la pregunta necesaria que deberíamos formularnos es si ante la evidencia física de un objeto inanimado y a través de la propia experimentación al nivel tridimensional podemos llegar a intuir en esa misma masa de energía, un cosmos o universo concreto, completo y fiel réplica de todo un macrouniverso”. ¿Si en lo más grande, logramos identificar y sentir el universo más pequeño?.

“Si la respuesta a ese interrogante fuese directamente resuelta a través de un razonamiento objetivo[4], nos daríamos cuenta de que cualquier punto del espacio material es fiel réplica del macrouniverso. Al igual que un espejo refleja la realidad de un objeto y miles y miles de espejos reflejarán miles y miles de veces la propia realidad del objeto reflejado, nuestro entendimiento objetivo puede relacionar fácilmente al macrocosmos y situarlo definitivamente en una porción digamos pequeña aunque relativa, de la capacidad y proporcionalidad intrínseca del macromundo”.

Todas las personas que nos rodean son fiel reflejo de nosotros mismos, todos somos espejos, y siendo reflejos o proyecciones, ilusiones, por lo tanto, dentro de un mundo ficticio y relativo.

“En este punto, podemos señalar y afirmar que cualquier porción de materia, un simple grano de arena, por ejemplo, contiene en su interior todo el macro cosmos. Y mi pregunta va mucho más lejos. Entonces, si lo que es arriba es abajo, por esa misma implicación razonativa puedo deducir que en un grano de arena existe el macrouniverso”.

“Me preguntaré a su vez y deberé recibir por respuesta, que si consigo los elementos necesarios para reducir mi estado atómico al micromundo, me ha de ser posible viajar a través del universo de un grano de arena. Viajar a través del inmenso universo holográfico de un grano de arena, para descubrir y dibujar un plano universal cósmico y la situación exacta de cualquier elemento situado a miles y miles de millones de años luz de distancia, con la misma precisión a como si en verdad fuera posible obtener un vehículo mecánico, que viajando a velocidades de ultra luz pudiese llegar al confín de cualquier galaxia de las miles de millones de galaxias que se establecen equitativa y proporcionalmente, y a través de una regla objetiva y perfecta en todo el universo”[5].


[2] Lo que a un individuo lo hace único, es su personalidad o ego.

[4] El que nace del ser y no de la mente.

[5] Teletransportación interna.

Monografía completa: http://www.tseyor.com/filosofiacuantica.pdf

Advertencia: Esta serie de entregas de la monografía de filosofía cuántica de tseyor fueron realizadas para la comprensión, y que libremente decidí compartir. Contiene textos tanto de tseyor como realizados por mi persona que no necesariamente pertenecen a tseyor pero que como Muul águila de Tseyor puedo realizar  con el debido permiso y asistencia de la confederación. Se recomienda discernimiento interno, ya que lo que hoy sirve, puede que mañana ya no. Apuesta AtlantePM.

Nube de etiquetas