TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Entradas etiquetadas como ‘ser y no ser’

Infinitas posibilidades – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 13

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

13. Infinitas posibilidades

guia estelar Icotrem tseyor

Aunque bien cierto es que debemos dedicar nuestro esfuerzo en aras a hallar la verdadera identidad de lo que somos. Si realmente somos porque pensamos, deberemos llegar a adivinar que nuestra independencia, nuestra libertad, nuestra felicidad incluso, están en saber comprender que la auténtica realidad se halla en ese sutil sentimiento de Amor, que nos hace felices cuando lo experimentamos con toda plenitud. En cuántica, podríamos decir que la plenitud es la realidad y que el quantum, eso es, la micropartícula más pequeña que pueda existir, en definitiva no existe por ser infinito el micromundo y deberíamos convenir que esa micropartícula sería únicamente una posibilidad. En cuántica, nada de lo que podamos contrastar será real, porque lo habremos pasado por el cedazo de nuestra mente, de nuestro pensamiento y habremos alterado dicho proceso Es difícil llegar a comprender algo que es incomprensible. Así, la comprensión estriba en llegar a comprender algún día que todo es posible, porque tenemos un pensamiento que nos hará posible todo lo que creamos que es posible y tiene posibilidades de serlo. Es muy difícil aclarar la cuántica en su verdadero significado. Como es imposible analizar y llegar a comprender un sentimiento. Por eso, la poesía o la parábola nos ayudan a darnos idea de algo que va más allá del pensamiento. Para llegar a comprender un sentimiento, únicamente es posible a través del simbolismo2. Toda la creación manifestada, que a través de nuestros sentidos nos da la sensación de que es real, pero en realidad no lo es, por lo que hemos venido comentando, es la única oportunidad que tenemos para llegar a dilucidar realmente el significado de todo lo que nos rodea. Así pues, todo lo que nos rodea es real porque así queremos que sea. Y si queremos que sea real lo que nos rodea, ¿por qué no hacemos lo posible para que así sea?, ¿por qué no nos dejamos llevar también por un pensamiento imaginativo y creativo e intentar respondernos preguntándonos qué es la vida, por qué existimos o, al menos, por qué pensamos?

Nota del redactor: Lenguaje simbólico es el que se expresa por símbolos, por ejemplo las parábolas de Jesús o los cuentos ejemplificadores que se explican a los niños.

EL ERROR EN EL HOLOGRAMA CÓSMICO – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 6

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

6. EL ERROR EN EL HOLOGRAMA CÓSMICO

guia estelar Icotrem tseyor

El intelecto busca de entender el significado de lo trascendente, y es realmente imposible hacerlo a este nivel tridimensional. La comprensión profunda no es un acto de entendimiento y de memorización. Por lo tanto, cuanta explicación se facilite a través de este medio será insuficiente. La escala evolutiva comprende todo un proceso holográfico. Cuando hablamos de holograma, nos estamos refiriendo a un proceso global. En este proceso se hallan todas las dimensiones, las visibles y las invisibles. Se halla todo. Y en dicho holograma nos hallamos todos interpenetrados. Así, la suma de la comprensión de todos y cada uno de nosotros, es la comprensión total. Por tanto, sí puedo decir que mi comprensión es insuficiente porque falta el complemento de la vuestra, y así sucesivamente. El error está en cada uno de nosotros porque vivimos en un plano tridimensional. Al igual que cuando hablamos de holograma, estamos hablando de error porque es incompleto. Ya que todo ese conjunto viene dado por un impulso que nace en el Espacio Cero, para plasmarse en el Espacio Uno y en el que está representado el holograma cósmico y la consiguiente búsqueda de la Perfección. Los mundos visibles son virtuales por cuanto forman parte de la energía y esta, como es natural, es invisible. Los mundos invisibles, son los que los sentidos físicos no captan de una forma consciente, aunque también forman parte de la energía. Y toda esa energía, tanto visible como invisible, no es más que una realidad virtual con la que aprender el sentido de la vida.

Y dicha energía lógicamente forma parte de la evolución. No solamente de las especies, sino también de la evolución cósmica porque en el cosmos existe también evolución. La transformación constante de esa parte visible e invisible que se entrecruza formando un todo, es lo que denominamos y entendemos por holograma cósmico. Así, el visible y el invisible son mundos que viven, se transforman, se transmutan y se verifican en un punto determinado del holograma. Dichos mundos, no son complementarios ni se interpenetran al extremo de mezclarse, porque son fruto de un pensamiento sublimado que dispone en cada caso de la relación cuántica, en la que el modelo activo, si bien se interpenetra con el pasivo, no se funde en uno solo, por cuanto ello se traduciría en la Nada, en la Realidad Absoluta. La comprensión objetiva la vamos a obtener en niveles superiores de consciencia, aquellos en los que el razonamiento intelectual no tiene nada que ver. Y es en este punto en el que la respuesta adecuada a cada incógnita queda resuelta de facto. Por eso nuestro interés, más que enseñar y explicar, radica en que consigáis establecer ese vínculo de unión o conexión con ese otro mundo más allá de las fronteras del pensamiento intelectual. No hemos de olvidar la línea divisoria que separa este mundo visible del invisible. En ese punto donde la razón se oculta como por arte de magia y aparece la clarificación de ideas. Ese mundo donde la intuición y la creación de instante en instante son la realidad auténtica. Ese mundo, donde en un segundo o en menos de un segundo, podemos hallar la respuesta que buscamos desde tiempos inmemoriales. En ese mundo pues, podemos penetrar de una forma muy sencilla, muy efectiva, por medio del pensamiento puesto en el anhelo de superación. Y diría más, en el no pensar, por cuanto ese mundo es el del no pensamiento. De esta manera, podemos llegar a entender la cuestión que, como digo, no estriba tanto en un conocimiento intelectual, como en el de una profunda asimilación, por demás absoluta, clara, diáfana y objetiva.

 

Nube de etiquetas