TSEYOR, Confederacion de Mundos Habitados de la Galaxia

Entradas etiquetadas como ‘vision’

LA SUPERPOSICIÓN DE LA MENTE EN DIFERENTES PLANOS – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 31

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

31. LA SUPERPOSICIÓN DE LA MENTE EN DIFERENTES PLANOS

guia estelar Aluxpen tseyor

Básicamente lo que nos interesa a todos, y sin restar importancia a este mundo tridimensional, es empezar a experimentar la realidad de ese otro mundo rico en percepciones, que va a proporcionarnos un mejoramiento espiritual. Os preguntaría, ¿qué entendéis por manifestación crística?

La manifestación crística es una gota de agua en el océano, es un grano de arena en el desierto, es el universo, es la suma de todas las galaxias… es todo.

La manifestación crística se refiere a un pronunciamiento cósmico, a un “sabelotodo cósmico”, que ha permitido que cualquier parte de ese Todo signifique lo mismo en su totalidad.

Y ahí entraríamos en disquisiciones intelectuales, tal vez absurdas, tal vez más o menos acertadas, pero en el fondo la realidad es que todo comprende al Todo. Y esto significa que la más pura esencia de materialismo forma parte inclusive de ese Todo, en el que podremos maniobrar y mejorar expectativas cuando sepamos valorar en toda su extensión dicho elemento.

Empezad a considerar la posibilidad de mejorar vuestro intelecto profundo, a base de llegar a comprender algún día que la clave de la situación vital, ya sea inhóspita o agradable, ya sea feliz o desgraciada, ya sea rica o pobre, mejorará en un factor único y polivalente que será el de la comprensión absoluta.

Aprended a observar no ya solo vuestro interior a través de la autoobservación psicológica, sino también vuestro contorno, y en él a vuestras otras realidades, que lo son, pero que no veis. Digamos que la energía fluctúa en diferentes oscilaciones de onda y repercute en nuestros sentidos y en nuestras impresiones.

Por ese motivo, por ejemplo, aquel pensamiento que os ha predispuesto a la meditación será, tal vez, un pensamiento que un hermano os habrá dirigido a tal efecto. Y por qué no, una exuberante acción dirigida hacia la emancipación de los sentidos, será acaso también la aproximación de pareceres de otro pensamiento. O bien, un sentimiento de odio o de miedo, o de indefensión, puede que sea producido por un pensamiento de ese mismo nivel, que actuará en vuestra mente facilitando esa repercusión e introversión.

En cierta forma nos dejamos influir por presencias, por manifestaciones… por todo. Ahí también está la manifestación crística, y esto quiere decir que nuestra mente, como potente faro y al mismo tiempo imán con que relacionarse, referenciarse de su entorno y de su interior, repercute asimismo como un eco hacia el infinito cualquier tipo de manifestación.

Démonos cuenta de cómo actúan dichas energías en nosotros, haciéndonos variar de pensamiento y de acción, cambiando nuestro malhumor en una alegría, o en llanto o pesar o bien en una evocación espontánea de inspiración.

Un mundo de energías u ondas electromagnéticas que no descubriréis con vuestro intelecto, con las formas habituales de pensamiento, con el sí o el no, con la dualidad.

Habéis de utilizar otro sistema de captación de impresiones, que lógicamente el intelecto no va a poder realizar por sí mismo. Sensaciones estas que se perciben justo en el mismo momento en que la mente deja de funcionar con sus esquemas tradicionales, con su memoria bifocal o bipolar.

Se trata de sistemas de apercibimiento visual que no obedecen a visión alguna de tipo subjetivo, sino a una visión estereoscópica o en relieve, en la que se observan diversas magnitudes osciloscópicas, bandas de frecuencias de luz, en las que el ojo físico no capta por estar limitado.
No se trata pues de intelectualizar ninguna visión, porque esto es imposible. La realidad, la pura realidad, está aquí y no existen fronteras, puesto que el pensamiento tampoco las tiene.

EL ERROR EN EL HOLOGRAMA CÓSMICO – Notas sobre filosofía Cuántica Tseyor 6

Fragmento del libro original

http://tseyor.org/biblioteca/libros/filosofia-cuantica-la-microparticula-como-pensamiento-trascendente.html

6. EL ERROR EN EL HOLOGRAMA CÓSMICO

guia estelar Icotrem tseyor

El intelecto busca de entender el significado de lo trascendente, y es realmente imposible hacerlo a este nivel tridimensional. La comprensión profunda no es un acto de entendimiento y de memorización. Por lo tanto, cuanta explicación se facilite a través de este medio será insuficiente. La escala evolutiva comprende todo un proceso holográfico. Cuando hablamos de holograma, nos estamos refiriendo a un proceso global. En este proceso se hallan todas las dimensiones, las visibles y las invisibles. Se halla todo. Y en dicho holograma nos hallamos todos interpenetrados. Así, la suma de la comprensión de todos y cada uno de nosotros, es la comprensión total. Por tanto, sí puedo decir que mi comprensión es insuficiente porque falta el complemento de la vuestra, y así sucesivamente. El error está en cada uno de nosotros porque vivimos en un plano tridimensional. Al igual que cuando hablamos de holograma, estamos hablando de error porque es incompleto. Ya que todo ese conjunto viene dado por un impulso que nace en el Espacio Cero, para plasmarse en el Espacio Uno y en el que está representado el holograma cósmico y la consiguiente búsqueda de la Perfección. Los mundos visibles son virtuales por cuanto forman parte de la energía y esta, como es natural, es invisible. Los mundos invisibles, son los que los sentidos físicos no captan de una forma consciente, aunque también forman parte de la energía. Y toda esa energía, tanto visible como invisible, no es más que una realidad virtual con la que aprender el sentido de la vida.

Y dicha energía lógicamente forma parte de la evolución. No solamente de las especies, sino también de la evolución cósmica porque en el cosmos existe también evolución. La transformación constante de esa parte visible e invisible que se entrecruza formando un todo, es lo que denominamos y entendemos por holograma cósmico. Así, el visible y el invisible son mundos que viven, se transforman, se transmutan y se verifican en un punto determinado del holograma. Dichos mundos, no son complementarios ni se interpenetran al extremo de mezclarse, porque son fruto de un pensamiento sublimado que dispone en cada caso de la relación cuántica, en la que el modelo activo, si bien se interpenetra con el pasivo, no se funde en uno solo, por cuanto ello se traduciría en la Nada, en la Realidad Absoluta. La comprensión objetiva la vamos a obtener en niveles superiores de consciencia, aquellos en los que el razonamiento intelectual no tiene nada que ver. Y es en este punto en el que la respuesta adecuada a cada incógnita queda resuelta de facto. Por eso nuestro interés, más que enseñar y explicar, radica en que consigáis establecer ese vínculo de unión o conexión con ese otro mundo más allá de las fronteras del pensamiento intelectual. No hemos de olvidar la línea divisoria que separa este mundo visible del invisible. En ese punto donde la razón se oculta como por arte de magia y aparece la clarificación de ideas. Ese mundo donde la intuición y la creación de instante en instante son la realidad auténtica. Ese mundo, donde en un segundo o en menos de un segundo, podemos hallar la respuesta que buscamos desde tiempos inmemoriales. En ese mundo pues, podemos penetrar de una forma muy sencilla, muy efectiva, por medio del pensamiento puesto en el anhelo de superación. Y diría más, en el no pensar, por cuanto ese mundo es el del no pensamiento. De esta manera, podemos llegar a entender la cuestión que, como digo, no estriba tanto en un conocimiento intelectual, como en el de una profunda asimilación, por demás absoluta, clara, diáfana y objetiva.

 

¿Qué es un Ángel?

Ángeles.- No existen ángeles, ni demonios. Existen niveles de vibración, pues el Todo absoluto está compuesto de una vibración infinita y correspondida a través de elementos, que por medio de su propio pensamiento son capaces de aparecer en un espacio físico tridimensional, para continuar en un proceso retroalimentario. Los ángeles, las jerarquías cósmicas de las que se habla, son niveles de vibración diferentes dentro de un todo. Lo que conocemos por ángeles son réplicas de nosotros
mismos en diferentes estados vibracionales, porque en el Absoluto no existe diferenciación. Somos todos iguales, somos todos nada. A veces llamamos ángeles a los seres que nos protegen durante la vida, en realidad sería mejor llamarlos hermanos mayores que realizan esta función de guía y protección para cada persona. (Véase Atlantes, Hermanos mayores, Unos). Glosario terminologico http://tseyor.org/biblioteca/libros/glosario-terminologico.html

Algunos de mis dibujos:

Ser HD.jpg Ser Verde HD.jpg Star.jpg

Dentro de un xendra

Portal Triangular HD.jpgPortal Triangular 2.jpgOrbe Testo.jpg2016-11-22 18.52.57.jpg

Nube de etiquetas